RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

Tipos de deslumbramiento en la iluminación vial

¿Qué tipos de iluminación vial producen deslumbramientos? ¿Qué factores influyen en esta pérdida de visión momentánea? Las luminarias, los faros de los coches o los carteles publicitarios pueden estar entre las causas. 


Es deslumbramiento en la iluminación vial es un fenómeno que puede venir provocado por el mal uso de las luminarias para la vía pública. No obstante, además de una iluminación de calles defectuosa, también puede darse por otras razones.

Entre ellas, están los efectos en el conductor de los faros de coches que circulan en el sentido contrario, la iluminación excesiva de anuncios en la carretera y luminarias con refractor y non-cut off. Cualquiera de estas causas puede poner en riesgo la seguridad de las personas, más aún cuando los deslumbramientos se producen en autovías o autopistas, donde la velocidad de circulación es mucho mayor y las consecuencias potenciales de un accidente son mucho más graves.



Tipos de deslumbramiento

Sufrimos un deslumbramiento cuando una luz, normalmente un exceso de ella, nos produce molestias visuales. El efecto inmediato es la disminución drástica de la capacidad de ver y distinguir los distintos elementos que se encuentran en nuestro campo visual.

¿Y qué lo provoca? Una mala distribución de luminancias, destellos potentes y repentinos, contrastes entre distintos grados de luz y oscuridad que afectan a nuestra visión. Las células de nuestra retina, al experimentar alguno de estos fenómenos, sufre una reacción fotoquímica que bloquea la llegada de impulsos al nervio óptico. Por esta razón, el cerebro no recibe ninguna señal óptica y perdemos la visión durante el tiempo que dura esta reacción.

Respecto a los tipos existen dos y son los siguientes.



Deslumbramiento molesto

Este tipo de deslumbramiento se conoce como psicológico o molesto. En este caso, la mayoría de los casos no se pierde la visión por completo. Lo que sí experimenta el conductor es una sensación incómoda y una visión reducida, intensificada con fatiga ocular.

Sus causas son los cambios continuos de luminosidad en la carretera, ya sea por focos de distinta intensidad de los vehículos que circulan en sentido contrario o por un alumbrado deficiente. También puede darse por la existencia de diversas fuentes de contaminación lumínica y focos de distracción derivada de fuentes de luz de intensidad variable, que se sitúan en el campo visual del conductor. La pupila se ve obligada a ajustarse a los cambios de luminosidad, lo que reduce la agudeza visual y los reflejos.


Deslumbramiento perturbador o fisiológico

En este caso, sí que se llega a perder la capacidad de visión por un tiempo determinado, lo que lo hace mucho más peligroso para la seguridad vial. Para evitarlo es necesario que, por un lado, el conductor ponga los medios necesarios a su alcance para evitar que se produzca esa agresión a su vista por exceso de luminosidad. Y por otro, las instalaciones de iluminación vial deben realizarse de manera adecuada y mantenerse en las mejores condiciones.



Factores que influyen en los deslumbramientos en carretera

En estos casos, intervienen factores como la luminancia media de la calzada y la denominada luminancia de velo, que tienen que ver con el contraste de luz en una vía y el efecto que tiene este en la retina del conductor. Así, hay vías en las que se puede tener una visión difusa al producirse una imagen velada en la retina a causa de una determinada intensidad, características y disposición de las luminarias.

Circunstancias como estas pueden influir en la disminución de la visión y aumentar el riesgo de un deslumbramiento que derive en un accidente. También es importante la intensidad de las fuentes de luz de una vía y el ángulo que se forma entre la luminaria y el ojo de la persona que lleva el vehículo. El estado de salud y de la vista de la persona que va al volante es otro elemento a tener en cuenta a la hora de analizar la posibilidad de deslumbramientos.

La diferencia de luminancia entre aquello que miramos y todo lo que le rodea, influye en la percepción visual. En áreas con niveles bajos de iluminación, el ojo humano se guía por el contraste para percibir el entorno. Sin embargo, muchas veces la capacidad de adaptación de la vista no es suficiente para discernir con claridad los relieves, las distancias y los tamaños de aquello que tenemos en frente.

La importancia de factores como el contraste y la capacidad de ajuste de ojo humano a las distintas luminarias se pone de manifiesto, de manera muy evidente, en el alumbrado de los túneles. El cambio de un determinado nivel de luz a otro totalmente distinto provoca una alteración del tamaño de la pupila, para que la luminancia que se proyecta en la retina sea captada de manera adecuada por las células sensibles del ojo.

Por todo ello, evitar el deslumbramiento en la iluminación vial requiere de una serie de condiciones técnicas. Estas ayudarán a prevenir y mitigar los posibles destellos y cambios de intensidad de las luminarias que puedan afectar a los conductores. En GEWISS, somos especialistas en iluminación vial y ofrecemos las mejores soluciones para garantizar el confort de los usuarios y la seguridad del tráfico. ¡Solicítenos información!

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente