RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

Razones por las que Europa le dice definitivamente que NO al diésel

El futuro de los coches diésel cada año está más negro. Las emisiones de dióxido de carbono deben reducirse y los fabricantes de vehículos se enfrentan a multas en el caso de que no cumplan las restricciones.


El diésel puede pasar de ser el combustible usado en Europa con más frecuencia a desaparecer dentro de unos años. Al menos, ese es el objetivo que se ha marcado la Unión Europea.

De momento no existe una prohibición directa relacionada con el uso de coches de gasolina o diésel. Sin embargo, sí existen limitaciones que tienen como principal objetivo acelerar la transición hacia el coche eléctrico.


¿QUÉ TIPO DE PLANES TIENE EUROPA PARA TERMINAR CON EL DIÉSEL?

Europa ya ha anticipado una propuesta para lograr la desaparición de los coches de combustión para 2035. La Unión Europea establece un límite con una media general de emisiones de dióxido de carbono de 95 g/km.

Desde 2021, si las emisiones medias de los coches de nueva matriculación superan esta cantidad, el fabricante ha de enfrentarse a una multa de 95 euros por cada g/km que exceda. Cumplir con este límite se antoja prácticamente imposible si solo se venden coches de combustión. Por lo tanto, para bajar esa media de emisiones es necesario acudir a los coches eléctricos.

Esta medida impuesta por la Unión Europea ha llevado a muchos fabricantes a acelerar sus planes con respecto el coche eléctrico. Aunque de momento no se conoce con exactitud cuál va a ser el límite en 2030, algunos expertos indican que puede ser de 60 g/km. Esto supondría un consumo medio de 2,1 l/100 km para los coches diésel y de 2,6 l/100 km para los de gasolina.

Si esto llegara a ocurrir, los fabricantes se verían obligados a parar su venta para no enfrentarse a las multas, por lo que el futuro de los coches diésel y de gasolina estaría en entredicho. Será en 2025 cuando podamos conocer con exactitud el nivel exacto de este nuevo límite.


¿Y ESPAÑA EN CONCRETO?

Respecto a los años que quedan para el diésel en nuestro país, la Ley de Cambio Climático y Transición Energética establece 2050 como el año en el que se conseguirá un parque de turismos y vehículos comerciales sin emisiones directas. Este texto también indica que en 2040 estará prohibida la venta de coches de combustión no destinados a fines comerciales.

En el caso de Barcelona, se empieza a estudiar la posibilidad de restringir la circulación de aquellos vehículos que tengan la etiqueta amarilla. El objetivo es que, llegado 2024, se amplíe esta limitación a los vehículos con etiqueta B.

En Madrid hay restricciones para acceder a Madrid 360 si no se dispone de un vehículo con etiqueta ECO y Cero Emisiones. Además, desde 2022, aquellas personas que no viven en la capital ya no pueden circular con vehículos sin estas características por la M-30. La intención es que en 2025 quede totalmente prohibido para todos los ciudadanos, residan en Madrid o no.

La región española que sí ha dado el paso definitivo para acabar con los vehículos de combustión es Baleares. En 2025 no se permitirá la circulación de nuevos coches y motos que utilicen el diésel como combustible. Para los de gasolina, está prohibición se ha establecido para 2035. Solo podrán circular aquellas personas registradas en las islas hasta el final de la vida útil de su vehículo.


¿POR QUÉ EXISTE EL DERRUMBE DE LOS COCHES DIÉSEL?

Los datos confirman que el combustible más usado en Europa comienza a dejar de serlo. En 2021, según datos de la Asociación de Fabricantes de Coches de Europa, las ventas de coches de diésel cayeron un 20,1 % en el primer trimestre si se comparan con las del año anterior. Lo mismo ocurre con los coches que utilizan gasolina. En este caso, las ventas descendieron un 16,9 %.

Pero ¿cuáles son las causas que explican esta importante reducción? Estas son las principales:

  • El cambio climático es un problema que nos afecta a todos. En este sentido, las emisiones de dióxido de carbono han de ser controladas con urgencia para lograr una mayor sostenibilidad y un mejor cuidado del medioambiente.

  • Las medidas adoptadas por la Unión Europea están consiguiendo que muchos compradores se decanten por los coches híbridos y eléctricos.

  • Los propios fabricantes saben que más pronto que tarde tendrán que dejar de producir automóviles que funcionen con diésel o gasolina. Si no lo hacen, se deberán enfrentar irremediablemente a multas que pueden convertirse en un serio problema para la subsistencia de las empresas.

En GEWISS tenemos muy claro que el futuro es el coche eléctrico. Cada vez tiene un rol más importante entre los planes de los fabricantes de vehículos y, además, las nuevas normativas no dejan otro camino que no sea el de apostar por esta opción. El diésel, combustible usado en Europa durante años, acabará desapareciendo por completo. Visite nuestra página para conocer más sobre nuestros servicios relacionados con el coche eléctrico.

 

Fuente de imagen: https://pixabay.com/es/illustrations/garabatear-autom%c3%b3vil-cansada-1388117/

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente