RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

Nuevo objetivo marcado de la CE para los vehículos eléctricos a cumplir antes del 2023

Los objetivos medioambientales de la Unión Europea son ambiciosos. Para el año 2040 estará prohibida la venta de coches de gasolina, diésel o híbridos. Además, en el 2023 se debe aumentar el número de puntos de recarga eléctrica. 


El plan del Gobierno para los vehículos eléctricos ya está en marcha. Los objetivos marcados son ambiciosos para garantizar una transición energética eficaz, lo que supondrá el fin de la venta de coches diésel, entre otras medidas que debemos conocer. En este artículo, mostramos cuáles son los puntos más importantes.


¿CUÁL ES EL PLAN QUE HA APROBADO EL GOBIERNO EN CUANTO A LOS CARGADORES DE LOS VEHÍCULOS ELÉCTRICOS?

La falta de cargadores para vehículos eléctricos es uno de los problemas que el Gobierno trata de afrontar. Si son muy escasos, la población no apostará por el cambio de movilidad, ya que se encontrarán en unas peores condiciones que con sus coches de gasolina, algo que se debe evitar. Ante esta situación, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha propuesto una solución.

Este plan del Gobierno para los vehículos eléctricos, aprobado por el Consejo de Ministros, contará con un presupuesto de 525 millones de euros para impulsar la instalación de cargadores. La meta no es otra que aumentar en 100 000 los puntos disponibles para el año 2023. También se busca digitalizar la red de distribución eléctrica, así como reforzar la infraestructura para la recarga de vehículos eléctricos.

El dinero se obtiene del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, el cual se repartirá entre las empresas distribuidoras. Los criterios que se utilizarán son el de proporcionalidad y representatividad. En cualquier caso, los puntos de recarga se colocarán en instalaciones que no sean edificios residenciales de uso privado y deben contar con más de 20 plazas de aparcamiento.

Además de esto, los ayuntamientos ofrecerán bonificaciones fiscales para facilitar la instalación de puntos de recarga en la red de carreteras del Estado. Para beneficiarse de estos, habrá que cumplir los requisitos de seguridad vial y de acceso al mantenimiento de estas. Por ejemplo, se eximirá de licencia de obra previa, funcionamiento y de actividad, lo que aligerará los trámites para su instalación y el cumplimiento del objetivo marcado para el 2023.

¿CUÁL ES LA FECHA LÍMITE PARA LOS COCHES DIÉSEL Y LOS GASOLINA?

Junto al plan anterior, también se ha aprobado la Ley de Cambio Climático y Transición Energética de España. Una de sus medidas estrella es la prohibición de coches diésel, de gasolina e híbridos para el 2040. Por tanto, dentro de menos de 20 años todos los vehículos utilizados por la población española tendrán que ser eléctricos, lo que permitirá alcanzar la emisión cero de dióxido de carbono.

El objetivo fijado por la Unión Europea es el 2050, pero el Gobierno español plantea este ambicioso reto. Para cumplirlo, se tendrá que realizar una fuerte inversión en medidas de I+D+i, así como impulsar la introducción de biocarburantes y otros combustibles renovables de origen no biológico. Además, en el 2023 todas las ciudades de más de 50 000 habitantes deberán tener zonas de bajas emisiones.

El camino que debemos recorrer es largo y no es sencillo. De hecho, para mantener un buen ritmo, es necesario aumentar por 25 la cantidad de vehículos eléctricos, sin incluir los híbridos. En la actualidad, el parque español se sitúa en las 198 000 unidades, los cuales tendrán que aumentar drásticamente en los próximos ocho años. Para ello, el Gobierno ha propuesto alcanzar los 5 millones para el año 2030.

¿CUÁLES SON LOS INCENTIVOS DEL GOBIERNO PARA ADQUIRIR UN COCHE ELÉCTRICO?

Pese a la dificultad para llevar a cabo los planes, se están planteando y llevando a la práctica diferentes incentivos de compra. Esta es la estrategia por la que ha optado el Gobierno, la cual tratará de aligerar el gasto que tendrá que efectuar la población. La medida estrella es el Plan Moves III, el cual cuenta con una dotación de 400 millones de euros para impulsar la adquisición de vehículos eléctricos.

En esta línea, las ayudas varían en cuantía. Pueden alcanzar los 4500 euros para los turismos, 7000 euros si incluye el achatarramiento, y  7000 para los vehículos comerciales de hasta 3500 kilogramos. En caso de achatarrar estos últimos, la ayuda asciende a los 9000 euros. La puesta en marcha del plan la llevan a cabo las comunidades autónomas, aunque su aplicación se ha retardado unos meses.

Junto a este, se aprobó durante el verano de 2021 el Moves Grandes Flotas. Está provisto con un presupuesto de 50 millones de euros destinados a ayudas para mejorar la flota de vehículos de determinadas empresas. Estas deben tener al menos 500 vehículos, los cuales tienen que operar en las comunidades autónomas. Al igual que en el anterior plan, estas serán las encargadas de distribuir las ayudas.

En definitiva, el plan del Gobierno para los vehículos eléctricos destaca por su ambición. Un hecho que vemos reflejado claramente en las diferentes ayudas que podemos aprovechar a nuestro favor. Sin embargo, aún tenemos un largo camino que recorrer. En Gewiss respaldamos el cambio de movilidad, ya que estamos plenamente concienciados con la salud medioambiental. En ese sentido, nuestras soluciones satisfacen las necesidades actuales relacionadas con los puntos de recargas. ¡Solicítenos más información!

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente