RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

Medidas de protección en instalaciones de recarga de vehículos eléctricos según la normativa

La Guía técnica ITC-BT 52 contempla una serie de supuestos y las características con las que debe contar una instalación de recarga de V.E. para estar debidamente protegida. Podemos darle la información que necesite sobre este tema


Las instalaciones de recarga de vehículos eléctricos deben contar con una serie de consideraciones de prevención para garantizar su seguridad en distintos casos, como pueden ser la entrada de objetos o agua, sobretensiones o daños mecánicos. A continuación, detallamos todos estos factores, los cuales nos proporcionan la tranquilidad de que el funcionamiento de estos sistemas es el que se espera de ellos.
 

SEGURIDAD EN INSTALACIONES DE RECARGA DE VEHÍCULOS ELÉCTRICOS

La seguridad en las instalaciones y la prevención de riesgos de la recarga de vehículos eléctricos está sujeta a normativa muy clara y contempla diversas actuaciones. De su aplicación depende el buen funcionamiento de estas unidades de carga y cómo han de estar protegidos correctamente. Entre ellos destacamos:

Acciones para prevenir sobretensiones

El circuito tiene que estar protegido contra sobretensiones temporales y transitorias. Los dispositivos para proteger contra las temporales es necesario que prevean una máxima sobretensión entre fase y neutro de hasta 440 V. Cuando la sobretensión tope que se prevé entre fase y neutro alcance 440 V, los dispositivos darán cumplimiento a la Norma UNE-EN 50550. Pueden ser colocados en el circuito, junto a la unidad de carga o en su interior.

Para las sobretensiones transitorias, los aparatos destinados a evitarlas han de colocarse en el origen de la instalación o bien en el cuadro de mando principal, lo más próximo que sea posible dentro del origen de la instalación eléctrica en el edificio. Dependiendo de la distancia entre el dispositivo de protección y la unidad de carga, podríamos necesitar incorporar un aparato adicional junto a este punto de carga que esté coordinado con el anterior.
 

Evitar contactos directos e indirectos

El circuito para la alimentación de las unidades tiene que contar con un conductor de protección. Además, la instalación ha de estar dotada con una toma de tierra. Ambas son cuestiones de una gran relevancia que nos ayudan a evitar malos funcionamientos o accidentes.
 

Cómo actuar en función de las influencias externas

La penetración de cuerpos sólidos extraños o de agua, la corrosión, los rayos ultravioletas y los daños mecánicos son un riesgo potencial para la seguridad de la instalación. En todas estas situaciones, podemos utilizar envolventes y canalizaciones con su correspondiente grado de protección. Además, tendremos que consultar la documentación del fabricante de la unidad de carga para conocer el método y conseguir los distintos grados IP e IK.
 

Cómo proceder para evitar sobreintensidades

Para este tipo de seguridad, los circuitos, hasta el punto de conexión, deben contar con dispositivos de corte omnipolar, curva C, con dimensiones de acuerdo a los requisitos de la (ITC) BT 22. Cada punto de conexión tiene que estar protegido de manera individual, así como pertenecer a la instalación fija o estar dentro del sistema de alimentación específico de vehículo eléctrico (SAVE).
 

GUIA TÉCNICA DE APLICACIÓN  ITC-BT 52

El artículo 29 del Real Decreto 842/2002, de 2 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento electrotécnico para baja tensión, dispone la elaboración y posterior actualización de una guía técnica, de carácter no vinculante, para la aplicación práctica de este Reglamento y sus Instrucciones Técnicas Complementarias.

Esa es la Guía técnica de aplicación ITC-BT 52, con la que se da cumplimiento a la disposición adicional segunda del RD 1053/2014 de 12 de diciembre. De esta manera, se tratan cuestiones básicas para la actividad de entrega de energía a través de servicios para la recarga de baterías.

Las disposiciones incluidas se aplican a instalaciones eléctricas dentro del ámbito del Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión, con independencia de si su titularidad es individual, colectiva o corresponde a un gestor de cargas. Esto incluye aparcamientos de viviendas unifamiliares, colectivos o públicos y vías de dominio público.


ALGUNOS TÉRMINOS ÚTILES

En esta guía se incluyen una serie de términos y su definición, como los siguientes:

  • Circuito de recarga individual. Aquel que se encuentra en el interior de la instalación receptora y alimenta una unidad de carga o circuito de una vivienda para cargar la batería.

  • Gestores de cargas. Son sociedades mercantiles que, siendo consumidores, están habilitados para la reventa de energía eléctrica para servicios de suministro energético. Los únicos sujetos con carácter de cliente mayorista en los términos previstos en la normativa comunitaria de aplicación. (Definición según el artículo 6 de la ley 24/2013 del Sector eléctrico).

  • Contador eléctrico principal. Destinado a la medida de energía empleada por una o más unidades de carga. Estos cumplirán con la reglamentación de metrología legal aplicable, así como con el reglamento unificado de puntos de medida.

Otras definiciones incluidas son las de contador secundario, circuito de recarga colectivo o estación de movilidad eléctrica, entre otras.

En definitiva, el cumplimiento de la Guía técnica de aplicación ITC-BT 52 garantiza la seguridad de las instalaciones de recarga de vehículos eléctricos, así como la prevención de posibles riesgos. En GEWISS somos especialistas en el servicio de recarga de cualquier clase de vehículo. Si desea más información, ¡consúltenos!

 

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente