RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

Limpieza y mantenimiento de los puntos de recarga de vehículos eléctricos

Los puntos de recarga están cada vez más presentes. Cuidarlos debidamente tiene una importancia capital, por lo que no se puede dejar de lado su buen mantenimiento y limpieza. ¿Qué es lo que hay que tener en cuenta?


Cuidar correctamente los puntos de recarga de vehículos eléctricos es importante. Limpiarlos y mantenerlos sirve para evitar todo tipo de averías, a la par que alarga su vida útil. No prestar la atención suficiente a estas cuestiones puede dar lugar a problemas de gravedad considerable. ¿Qué se puede hacer al respecto?

Limpieza de puntos de recarga de vehículos eléctricos

Cada vez hay más puntos de recarga. El interés por colocarlos es creciente y los gobiernos, tanto locales como nacionales, apuestan por esta tecnología. Sin embargo, no basta con instalarlos y disfrutar de lo que ofrecen, sino que hay que mantenerlos en buen estado. Hay que tener en cuenta que se trata de elementos con diferentes componentes electrónicos, los cuales pueden ser muy sensibles.

Una de las claves para su limpieza es revisar que los protectores de las conexiones no acumulen polvo. Estos puntos son muy sensibles y perderán eficacia si se obstruyen por los desperdicios. Si el problema no se ataja a tiempo, acabarán por dejar de funcionar. A la hora de limpiarlos, basta con utilizar un cepillo o un paño humedecido. Además, es recomendable vigilar de vez en cuando su estado.

Por descontado, la envolvente del punto de recarga tiene que estar en el mejor estado posible. La acumulación de polvo no solo transmitirá una imagen de dejadez, sino que podría acabar entrando dentro y afectar a los componentes eléctricos. Así que no queda más remedio que limpiarla de tanto en tanto para evitar problemas serios.

Mantenimiento de puntos de recarga

Más allá de la limpieza, el mantenimiento de los puntos de recarga  es otra tarea que no se debe olvidar. El objetivo es que los componentes, tanto físicos como informáticos, sigan en pleno funcionamiento. Revisar que el software de gestión esté operativo y actualizado, al igual que el firmware, son algunas actividades que no pueden faltar. En caso de no estar actualizados, el punto de recarga podría empezar a funcionar de forma errática y ser susceptible de un ataque informático que lo inutilizara.


Estas actividades deben dejarse en manos de profesionales, los cuales se encargarán de mantener el punto actualizado y listo para funcionar en todo momento. También se debe llevar a cabo un mantenimiento preventivo, el cual estará destinado a anticiparse a la mayoría de problemas comunes que puedan llegar a aparecer. Este proceso se debe realizar de forma periódica, ya que es imposible saber cuándo podría producirse una avería.

¿Qué coste tiene esta limpieza y mantenimiento?

Los costes de mantenimiento y limpieza de los puntos de carga varían en función del servicio prestado y la empresa. Hay que tener en cuenta que cada una ofrecerá sus propios precios, así como una serie de actividades específicas. A la hora de seleccionar la mejor, hay que revisar a fondo qué ofrecen y comparar las diferentes opciones disponibles.

También hay que añadir factores como el uso del punto de recarga, la cantidad de coches conectados o la de instalaciones que cuidar. En términos generales, en España se pueden encontrar servicios que oscilan entre los 70 y los 800 euros anuales, cifras que pueden resultar más o menos asequibles. Además, hay que diferenciar entre un servicio básico y otro más completo. El primero puede limitar el número de revisiones efectuadas al año y el segundo se presenta como una opción más completa, que puede incluir atención 24 horas al día.

Complementos de los puntos de recarga

Existen diferentes complementos para los puntos de recarga. Cada uno ofrece una funcionalidad diferente, pero que no puede dejarse de lado. Un buen ejemplo es un colgador de cable. Su función es la de mantener a buen recaudo el cable con el que se realizará la carga del vehículo. Este es un elemento sensible y que no se puede dejar tirado por el suelo. Si se le aplica demasiado peso, la goma podría ceder y obstruir los cables del interior. En el caso de los puntos I-CON con manguera, de GEWISS, el colgador es el mismo punto de recarga, ya que permite enrollar el cable alrededor suyo.

Los soportes del conector ayudan a proteger el cabezal y a mantenerlo oculto. Esto puede ser suficiente para limitar la acumulación de polvo, además de evitar golpes que se puedan producir de forma fortuita. Disponer de uno por punto de recarga es muy recomendable, ya que evita accidentes y apuntala la seguridad de uno de los elementos más sensibles.

A la hora de garantizar la seguridad del punto y aislarlo del exterior, una caja de bloque con llave es la solución que debemos buscar. Los elementos más sensibles estarán fuera del alcance de la mayoría de personas, lo que impedirá que sufran daños deliberados o accidentales. Así, solo los técnicos encargados de la limpieza y el mantenimiento tendrán acceso a su interior.

En definitiva, la recarga de vehículos eléctricos trae consigo necesidades de limpieza y mantenimiento. Los puntos de recarga requieren de unos cuidados específicos, los cuales resultan imprescindibles para su correcto funcionamiento. En Gewiss somos especialistas en estas tareas y apostamos por unos cuidados en profundidad. ¡Contáctenos!

Foto: www.pixabay.com

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente