RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

Iluminación del área de espectadores en las instalaciones deportivas

Los espectadores son una parte fundamental de cualquier tipo de evento deportivo. Dan un ambiente diferente a cualquier partido o competición y crean una atmósfera que hace que cada disciplina deportiva sea única.


Una adecuada iluminación  del área de espectadores en las instalaciones deportivas es básica para permitir que estos disfruten del espectáculo, permitiéndoles moverse con seguridad y garantizando una salida segura en caso de necesidad o emergencia. Para asegurar que se cumplen estos requerimientos, es fundamental que cumpla con la normativa europea vigente.


Iluminación del área de espectadores 


En la iluminación de canchas, la parte donde se van a sentar los espectadores debe seguir un criterio normativo específico. En este caso, para asegurar que se pueda ver correctamente, el nivel de alumbrado debe coincidir con la media de por lo menos 10 lx en el área de los asientos, y de hasta 20 lx para las gradas que sean escalonadas o inclinadas.

Además, para garantizar la seguridad, a la hora de alumbrar la parte de los espectadores de un campo de fútbol o de cualquier otro tipo de instalación deportiva es necesario cumplir con la normativa EN 1838. Esta legislación vigente sienta las bases de cómo debe ser la iluminación de emergencia, en el caso de que haya algún accidente o se produzca un apagón que dificulte el visionado del evento deportivo.

En los últimos años, con el surgimiento de las nuevas técnicas de producción y emisión en 4K y HD se ha modificado el índice de rendimiento cromático de los sistemas de iluminación para evitar el parpadeo de las cámaras y mejorar la visión en el área de los espectadores.

 Pautas generales

Es importante poder verificar los valores de alumbrado proporcionados por la empresa que se encarga de suministrar la iluminación a la instalación deportiva. Una de las máximas prioridades que puede encontrar en esta normativa es evitar el deslumbramiento tanto de los jugadores como de los espectadores para garantizar un correcto espectáculo. Por ello, se recomienda evitar fuentes de luz que sean demasiado brillantes.

Dependerá de la posición que tengan en el recinto deportivo, pero puede ser necesario poner especial cuidado en posicionar las fuentes de luz de forma adecuada. Los niveles de alumbrado en las áreas circundantes donde pueda haber espectadores también deben ser revisados con detenimiento.

Para facilitar el trabajo de los cámaras de televisión es de vital importancia que se iluminen de forma adecuada, por lo menos, hasta las primeras 12 filas. De esta forma, se conseguirá un buen contraste entre los deportistas y el fondo, donde habrá más espectadores. Para calcular correctamente el nivel de luz requerido se deberá establecer una relación entre la iluminación vertical media a 1,5 metros que apunta a las 12 primeras filas y la cámara principal que retransmite el evento deportivo. 

Es importante que haya un consenso entre la iluminación para las cámaras de televisión y los espectadores. En muchas ocasiones, el nivel de luz adecuado para las emisoras puede provocar deslumbramiento a toda el área del público, y viceversa. La prioridad principal de la normativa vigente es precisamente evitar este efecto en todo el mundo.

La mayoría de los partidos o competiciones se llevan a cabo de noche. Uno de los ejemplos más claros se da en la iluminación de campos de fútbol. Para ofrecer una mayor protección en el ambiente nocturno, también es fundamental controlar lo que se conoce como luz perturbadora. Puede llegar a provocar problemas de tipo fisiológico en todos los espectadores con los que haya habido contacto directo.

Qué dice la norma 12193

Esta normativa es de obligado cumplimiento en cualquier tipo de proyecto de iluminación deportiva. Su objetivo es mejorar la visibilidad de todos los actores, incluyendo los espectadores. Se recomienda cumplirla tanto a nivel de cantidad como de calidad. Además, la norma 12193 permite conocer los niveles de iluminación de una cancha o instalación deportiva, y clasifica el alumbrado en tres tipos según el nivel de competición:

  • Alumbrado Clase I: Corresponde a las competiciones de élite, tanto a nivel nacional como internacional. Generalmente, alberga un gran número de espectadores y los recintos deportivos son de grandes dimensiones. 
  • Alumbrado Clase II: Hace referencia a las competiciones de nivel medio en las que se celebran partidos de ligas regionales y locales.
  • Alumbrado Clase III: Sirve para el entrenamiento en general, las clases de educación física y las actividades recreativas.


Los niveles mínimos de iluminación y uniformidad varían en función del tipo de evento deportivo para el que se necesite el proyecto. Por ejemplo, para los deportes en el exterior se indica un nivel de deslumbramiento máximo. En caso de que sea televisado hay que asegurarse de que todas las cámaras recibirán una cantidad suficiente de luz.

Tan importante son la iluminación y la uniformidad como los niveles verticales. En este caso, las medidas hay que tomarlas 1,5 metros por encima del terreno de juego, excepto en la natación, donde se tomará como referencia el nivel del agua.

Como conclusión, conocer la normativa vigente en iluminación del área de espectadores le permitirá diseñar el proyecto a medida 
 que necesita para asegurar el disfrute del evento deportivo.

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente