RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

Beneficios de poner un punto de recarga para vehículos eléctricos en tu negocio

La sociedad camina hacia la sostenibilidad, si las empresas cuentan con zonas para la carga de vehículos se aprovecharán de una serie de beneficios importantes. ¿Cuáles son los más destacados?


Una instalación de recarga le ofrece diferentes beneficios a su empresa. En la actualidad, el parque de vehículos eléctricos no deja de aumentar y esta tendencia se mantendrá en el futuro. Si dispone de puntos de recarga en su negocio, estará dotándolo de una serie de ventajas competitivas que ha de tener muy en cuenta. ¿Cuáles son? Las mostramos a continuación.


¿SE PUEDE PONER UN PUNTO DE RECARGA PARA VEHÍCULOS ELÉCTRICOS EN UN NEGOCIO?

La mayoría de países de la Unión Europea apuestan por la descarbonización de la economía. Un objetivo tan ambicioso como este se apoya en la adopción generalizada del coche eléctrico. Al utilizar estos y no los de combustión interna, se reduce con creces la emisión de dióxido de carbono. No obstante, para conseguir esta meta se necesita una infraestructura de recarga.

En consecuencia, montar un punto de recarga en su negocio es una alternativa de futuro. De hecho, los gobiernos ofrecen incentivos para desarrollar una infraestructura adecuada. Sin embargo, es necesario evaluar el estado de su negocio para determinar cual es el tipo de instalación que mejor se adapta a sus necesidades.

Los puntos de recarga permitirán a sus trabajadores, invitados y clientes cargar su vehículo. De esta manera, no temerán quedarse sin electricidad antes de llegar a sus hogares, por lo que ganarán en tranquilidad, seguridad y en costes durante el transporte. Muchas personas lo verán con buenos ojos, en especial quienes ya hayan apostado por esta nueva movilidad.
 

PRINCIPALES BENEFICIOS DE PONER UN PUNTO DE RECARGA PARA VEHÍCULOS ELÉCTRICOS

La instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos es una apuesta a medio y largo plazo, aunque puede obtener diferentes beneficios para su negocio desde el primer momento. Desde anticiparse al cambio generalizado a mejorar la imagen de su marca. Estas son, principalmente, las ventajas que ofrecen estas infraestructuras.

Mejora de las instalaciones de la empresa

En un primer momento, únicamente unas pocas personas utilizarán coches eléctricos. Para satisfacer sus necesidades, no hay razón para disponer de numerosos puntos de recarga. No obstante, es recomendable anticiparse a la demanda futura e ir incrementando la instalación año a año. De esta forma, se adaptará a los cambios con suficiente holgura.

Los cargadores son una inversión a medio y largo plazo, lo que no quiere decir que no sea conveniente ponerla en marcha lo antes posible. No solo dará servicio a sus clientes, sino que puede hacerlo con invitados o empleados. Así, alcanza a un público amplio, el cual se sentirá en deuda con Ud.

Valores de marca

Si uno de los valores de su marca es la sostenibilidad, debe demostrarlo en la práctica. Los clientes y el público general notarán cuándo solamente se actúa buscando aparentar. Al instalar puntos de recarga, se muestra que el compromiso con un futuro sostenible es real, lo que puede llevar a que los visitantes que usen la instalación se conviertan en clientes.

Además, la marca mostrará que no apuesta en exclusividad por lo sostenible, sino que es honesta y transparente. Predicar con el ejemplo es más efectivo, en especial cuando se busca un cambio tan importante.

Instalación sencilla

Instalar y gestionar una infraestructura de recarga no es una tarea difícil, ya que existen diferentes empresas especializadas en este servicio. A la hora de llevar a cabo la instalación, se aprovechan las tomas ya existentes. Además, el tamaño de la infraestructura suele ser muy asumible en tamaño y permite optar por varios modelos. Por tanto, tiene la posibilidad de adaptarla al espacio disponible en su establecimiento.

Junto a esto, la administración es simple y en buena medida es automática. Los usuarios utilizan tarjetas de identificación, por ejemplo, para poder efectuar la carga. En caso de no estar registrado en el sistema de control, la electricidad no fluirá. Así, evitará fraudes o que personas ajenas a la empresa aprovechen los puntos de recarga disponibles.

Control de los gastos

Los puntos de recarga generan todo tipo de datos. En concreto, el consumo de electricidad o el ahorro de dióxido de carbono son algunos de los más interesantes. El objetivo es recopilar esta información y enviarla a una base de datos para controlar el funcionamiento de la instalación al detalle. De este modo, si hay un gasto excesivo, es posible determinar en poco tiempo cuál es el motivo y efectuar los ajustes pertinentes.

Asimismo, los datos están disponibles en todo momento y pueden transmitirse a diferentes dispositivos. Por descontado, los datos de terceros o personales están protegidos, lo que evita filtraciones indeseables. Así, la gestión se simplifica y se facilita la toma de mejores decisiones, las cuales se efectuarán con una gran agilidad.

En definitiva, una instalación de recarga ofrece múltiples beneficios a una empresa, ya que le permitirá, entre otros aspectos, potenciar su imagen pública y su capacidad de adaptación a las necesidades actuales y futuras de la sociedad. Si necesita apoyo para poner en marcha su infraestructura tecnológica, en Gewiss le ofrecemos las mejores soluciones y un asesoramiento completo. ¡Solicítenos más información!

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente