RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

5 conceptos necesarios cuando vamos a usar una recarga de vehículos eléctricos

Optimizar la recarga de un vehículo eléctrico permite aprovechar su autonomía al máximo. Hay que tener en cuenta una serie de conceptos y aplicarlos siempre que sea posible, hemos seleccionado los cinco más importantes.


Optimizar la recarga de vehículos eléctricos permite ahorrar tiempo. A la hora de cargarlos, es importante tener en cuenta diferentes aspectos para obtener los mejores resultados. Cada vez es más frecuente encontrar puntos de recarga, los coches eléctricos van encaminados a convertirse en algo común y sus ventajas cada vez son apreciadas por una mayor cantidad de personas. ¿Qué tener en cuenta para una buena recarga de vehículos híbridos?


5 conceptos clave para la recarga de vehículos eléctricos

Cómo recargar un vehículo eléctrico es una pregunta que se realiza con una mayor frecuencia. Su popularidad está en auge y se buscan formas de mejorar este proceso, lo cual es completamente normal. Al manejar una tecnología tan novedosa, las personas aspiran a sacarle el máximo partido posible. A la hora de conseguir una carga adecuada, hay que prestar atención a estos conceptos.

1. Los modos de carga

Existen diferentes modos de carga de los vehículos eléctricos. En total hay cuatro, tres de los cuales utilizan la corriente alterna y uno la continua. La primera se realiza a través de enchufes caseros y sin necesitar un punto de recarga. Es más lenta que las demás y puede traer problemas si la conexión no cuenta con las protecciones adecuadas.

La segunda se desarrolla en conexiones de tipo estándar. En este caso concreto el cable y las conexiones sí están protegidos, los cuales añaden seguridad a todo el proceso y se evita que una mala conexión lo interrumpa. Sin embargo, sigue siendo una opción lenta, aunque no tanto como lo es el primer modo.

El tercer modo es el de recarga semirrápida, que se realiza con un cable de carga conectado de forma fija en el punto de carga y es exclusivo de los vehículos eléctricos. El punto de recarga se encarga de monitorizar todo el proceso, dispone de sistema de alimentación específico y detecta la conexión del vehículo. Es una de las mejores opciones disponibles.

En cuanto al cuarto, es el recomendado para obtener una carga rápida. Lo utilizan las electrolineras para transferir cargas altas de corriente al vehículo. La conexión al enchufe se hace solo desde el lado del coche y el conector permanece en el lado de la infraestructura. 

2. La tarifa de la luz

Elegir la tarifa adecuada es importante para contener el gasto a fin de mes. Si se tiene el punto de recarga en el garaje de casa, la tarifa más conveniente es una con discriminación horaria. La razón reside en que el precio de la electricidad baja por las noches, ya que la demanda es menor. Así, se ahorra en la factura de la luz y se lleva a cabo una recarga óptima de nuestro vehículo.

3. La recarga óptima

Esta es una de las cuestiones que más se realizan. Si se optimiza el proceso de recarga, los resultados que se consiguen son mejores. La forma que destaca por su eficiencia es contar con un punto de recarga en casa. Esto permite que el vehículo esté siempre listo, además de poder controlar todo el proceso sin mayores dificultades. 

También es importante tenerlo en el hogar porque se tarda unos 15 días en necesitar una recarga de la batería. En caso de no utilizar el coche, será posible mantenerlo en mucho mejor estado y asegurarse de que no se produzcan daños o errores con la carga.

4. El mantenimiento

Al igual que los vehículos con motor de combustión interna, los eléctricos también necesitan un buen mantenimiento. Uno de los primeros aspectos que tener en cuenta es el modo de conducción. El recomendado es el eco, ya que nos permite reducir en un 15 % el consumo de la batería. Además, se debe revisar la presión de los neumáticos para asegurar que es la adecuada en todo momento y minimizar el rozamiento.

La batería es una de las partes más sensibles del vehículo, la cual requerirá toda la atención. Para lograr alargar su vida útil, conviene no cargarla al máximo ni circular bajo mínimos. Asimismo, las bajas temperaturas pueden reducir su capacidad de almacenaje.

5. Niveles de recarga

No todos los modelos admiten los mismos niveles de recarga. Lo normal es que se cuente con limitadores en función de las necesidades de cada vehículo. Esto quiere decir que la propia máquina se encargará de regular la cantidad de energía que acaba en la batería. Por tanto, se debe prestar especial atención a las indicaciones del fabricante a este respecto, ya que de lo contrario es posible incurrir en problemas graves o daños permanentes que pueden resultar en gastos elevados.

En definitiva, la recarga de vehículos eléctricos tiene que realizarse prestando atención a estos conceptos. De esta forma, no solo se estará realizando un buen mantenimiento, sino que se potenciará el uso del coche y las ventajas que ofrece. En Gewiss apostamos por este tipo de automoción, ya que es sostenible y ayuda a cuidar el medio ambiente como pocas tecnologías.

¡Contáctenos ahora!

 

Foto: www.pixabay.com


Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente