RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

¿En qué consisten los cargadores de las ferrolineras?

Para fomentar la movilidad eléctrica, se están poniendo en práctica ideas innovadoras. ¿Sabe qué son las ferrolineras? ¿En qué consisten? ¿Cómo funcionan y qué capacidad ofrecen?


Qué son las ferrolineras es una pregunta que está ganando en importancia entre los propietarios de coches eléctricos. Existen diferentes formas de cargar estos vehículos y esta es una de las más innovadoras. ¿En qué consisten exactamente estas estaciones? Hablamos de sus principales claves y características a continuación.


¿QUÉ ES UNA FERROLINERA?

Se trata de un punto de recarga para vehículos eléctricos que se conecta a la red ferroviaria. La electricidad se obtiene de la energía que generan los trenes al frenar. Esto supone que se encuentren cerca de estaciones o líneas ferroviarias, pero ofrecen una alternativa que resulta interesante. Además, es una manera de aprovechar al máximo cada recurso disponible.

Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) es la compañía que se encarga de la gestión de las estaciones de recarga. Ha creado un plan para facilitar la carga de los coches eléctricos. Para conseguirlo, tiene pensado construir puntos en diferentes lugares del país, lo que aumentaría la infraestructura existente (una de las menores de toda Europa).

Este es el mayor problema que lastra la aceptación del coche eléctrico. Al no disponer de suficientes puntos de recarga, la población no acaba de decidirse por esta opción, ante el miedo de quedarse sin combustible en mitad de un viaje y que no exista una forma viable de cargar las baterías. Por este motivo los vehículos témicos siguen teniendo un mercado evidente, y quien se decide a dar el paso a la movilidad eléctrica necesita una mayor planificación para sus viajes.

El plan aún se está puliendo, pero ya existen ferrolineras en algunas ciudades españolas. En Málaga, por ejemplo, se ubica en la estación de alta velocidad. Este punto de carga es de tipo rápido y, además, permite el estacionamiento simultáneo de dos vehículos.

Adif tiene a su disposición más de 1500 estaciones de tren por todo el país y unos 13 000 kilómetros de líneas férreas. Así, se podría crear una red con una capilaridad muy importante que llegaría a un gran número de localidades.

Entre las ventajas de estos puntos de carga, podemos destacar que la energía que se utiliza es limpia, renovable y fácil de obtener. Por tanto, es una buena idea para favorecer el cambio a una movilidad más sostenible. Pero, después de saber qué son las ferrolineras, vamos a explicar cómo funcionan.
 

¿CUÁL ES EL FUNCIONAMIENTO DE LOS CARGADORES DE LAS FERROLINERAS?

Las ferrolineras tienen como objetivo fomentar el vehículo eléctrico, y lo consiguen de una manera inteligente. El punto de recarga se instala cerca de una línea de tren o estación ferroviaria. La energía eléctrica que utiliza es la generada por los trenes cuando frenan. Por regla general, el excedente se destina a alimentar a otros trenes o, simplemente, se deja que se disperse convertida en calor.

Sin embargo, ahora es posible captar esa energía y derivarla a una cargador de coche eléctrico. Se obtiene la alta tensión de la red ferroviaria y se transforma en baja tensión, lo cual no afecta ni al tráfico de coches ni de trenes. Una vez realizado el proceso, la electricidad se dirige a los puntos de recarga disponibles. Por lo tanto, no es necesario desarrollar una gran infraestructura.

Buena parte de la base de las ferrolineras ya existe y está en uso. Por las vías circulan miles de trenes cada día, los cuales transmiten la energía generada al frenar hacia las catenarias. Solo es necesario colocar un captador conectado a la red del tren y a un equipo de conversión eléctrica. Este se encargará de dirigir la electricidad al punto de recarga.

Se estima que es posible ofrecer 50 kW de corriente continua a través de conectores CCS Combo o CHAdeMO, o Tipo 2 con hasta 43 kW en corriente alterna. De este modo, tendremos varias opciones en función del tipo de conector que utilice nuestro vehículo. Esta es una apuesta por ofrecer un servicio de calidad, eficiente y que satisfaga las necesidades de los usuarios.

Sin embargo, hemos de tener en cuenta que cada estación tendrá unas características propias. De hecho, las ferrolineras de una gran ciudad van a ser distintas que las de un pueblo. Las primeras tienen un mayor tráfico de trenes, lo que supone una energía más abundante. Por este motivo, los puntos de carga variarán en potencia desde los 100 kW a los 500. El mix comercial que se ofrecerá se destinará a la recarga rápida y superrápida.

Este plan que propone Adif contribuirá en gran medida a solucionar algunos de los problemas que rodean al coche eléctrico. No obstante, el proyecto tiene que concretarse e implementarse en su totalidad.

En definitiva, ya sabemos qué son las ferrolineras. Se trata de una alternativa interesante, la cual facilitará el acceso a los puntos de recarga. En  Gewiss apostamos por las mejores propuestas para garantizar un cambio hacia la movilidad sostenible. Además, ofrecemos unos servicios de alta calidad. ¡Contacte con nosotros!

Foto: www.pixabay.com

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente