RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

¿De qué manera el frío afecta a la batería de los vehículos eléctricos?


¿Tiene claro de qué manera afecta el frío a su vehículo eléctrico? La mayoría de las baterías necesitan estar a una temperatura superior a los 0 grados centígrados para funcionar correctamente.


Uno de los elementos de los vehículos que suelen ser más sensibles a las bajas temperaturas son las baterías. Esto ocurre tanto en los vehículos que tienen motor de combustible como en los vehículos eléctricos. El frío afecta a la batería y a su autonomía, lo que disminuye el alcance de las cargas completas. Si quiere saber cómo afecta el frío a los coches eléctricos continúe leyendo este texto.


¿POR QUÉ EL FRÍO AFECTA A LAS BATERÍAS DE LOS COCHES ELÉCTRICOS?

En épocas de frío y bajas temperaturas los conductores deben prestar especial atención cuando estén al volante. La nieve, el hielo, la lluvia y la niebla son grandes enemigos a la hora de conducir, por lo que hay que extremar las medidas de precaución y llevar el coche en perfectas condiciones.

En este texto, nos centraremos en cómo el frío afecta a los coches eléctricos. Aunque influye negativamente en el comportamiento de cualquier tipo de vehículo, tiene un impacto especialmente sensible sobre estos. Esto se debe a que las baterías se ven muy afectadas por las condiciones de temperatura, no solo las de los coches, también las de teléfonos móviles, cámaras de fotos, etc.

Es lógico hacerse la pregunta de por qué el frío afecta a las baterías de esta manera. La mayoría de las que van equipadas en los coches eléctricos llevan pilas de ion litio, por lo que necesitan estar a una temperatura superior a los 0 grados centígrados para funcionar en perfectas condiciones. Cuanto más baja es la temperatura menos eficaz se vuelve la batería, ya que puede llegar a perder hasta el 20% de su carga.

En condiciones de muy baja temperatura la carga de las baterías también es menor, pues esto puede afectar a la rapidez con la que fluye la energía. Es decir, la capacidad de aceleración del vehículo puede verse afectada, a la vez que podrían aumentar los tiempos de carga. Otro efecto de la baja temperatura sobre las baterías es la manera en la que afecta a la función de frenada regenerativa, el mecanismo mediante el cual el coche produce energía para mejorar la autonomía.


TRUCOS PARA AHORRAR ENERGÍA EN TU COCHE EN INVIERNO

Como ya hemos visto, la temperatura influye en la carga de las baterías y en el rendimiento de los vehículos eléctricos. A continuación, nombraremos una serie de trucos que puede aplicar para conseguir ahorrar energía en su coche en épocas de frío.

Precalentar la batería

Las baterías de estos vehículos funcionan mejor a temperaturas de entre 20 y 25 grados centígrados. Si precalienta la batería de su coche antes de comenzar a conducir es bastante menos probable que pierda autonomía y eficiencia, principalmente en los primeros kilómetros.

Programar un tiempo de carga más largo

En invierno, el tiempo de carga de los vehículos eléctricos ha de ser más largo. En algunos casos puede llegar a tardar hasta el doble de lo normal. Por lo tanto, deberá programar un tiempo de carga mayor para asegurarse de que cuando vaya a utilizar el vehículo, tenga una carga suficiente.

Elegir un estilo de conducción suave

Por razones de seguridad, utilice el acelerador pensando en la eficiencia energética, elija rutas que consuman menos energía aunque sean un poco más largas y utilice el frenado regenerativo tanto como sea posible.

Estacionar el vehículo en zonas cubiertas

Si la batería no está del todo cargada es muy útil estacionarlo en espacios cerrados y cubiertos cuando sea posible. Estas zonas aisladas del frío conseguirán protegerlo de las bajas temperaturas y logrará ahorrar batería.


¿PUEDE PASAR LO MISMO CUANDO HACE MUCHO CALOR EN VERANO?

El calor extremo también puede resultar perjudicial para los coches eléctricos. Las baterías de ion litio pueden llegar a deteriorarse de forma prematura si funcionan en lugares en los que las temperaturas son excesivamente elevadas.

También es verdad que estamos hablando de temperaturas realmente elevadas, para que las baterías se vean dañadas seriamente o pierdan una gran capacidad de carga las temperaturas deben estar por encima de los 50 grados centígrados.

Aunque no es habitual estar expuesto a estas temperaturas, hay que recordar que estas se miden a la sombra. Así que las referencias térmicas nunca tienen en cuenta el efecto del sol directo. Por lo tanto, es necesario considerar la temperatura que puede alcanzar el interior de un coche expuesto al sol durante varias horas.

Del mismo modo, se produce calor extremo en las cabinas de pintura. En los ciclos de secado de pintura y barniz se alcanzan temperaturas muy altas. De forma que este proceso podría afectar a los componentes internos. Es recomendable extraer las baterías si va a realizar el repintado del coche.

En definitiva, resulta importante tener muy claro cómo afecta la temperatura a las baterías, ya que de esta manera podrá obtener un mejor rendimiento de su coche. Para nuestra fortuna España es un pais de temperaturas suaves tanto por abajo como por arriba, y las condiciones son ideales para los vehículos eléctricos. En GEWISS ofrecemos todo tipo de soluciones relacionadas con la recarga de vehículos eléctricos. Si tiene alguna duda, contacte con nosotros.

Foto: www.pixabay.com

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente