RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

Luminarias ATEX: ¿para qué se usan?

En la industria son muchas las situaciones en las que se generan ambientes peligrosos, incluso con riesgo de explosión. ¿Qué son y para qué se usan las luminarias ATEX para ambientes explosivos?


¿Qué son y para qué sirven las luminarias ATEX? Son un tipo de iluminación y productos que cumplen una especial función. Están destinados a utilizarse en atmósferas que pueden llegar a ser potencialmente explosivas debido a los vapores, fibras o a los gases que puedan existir en ellas. Unas luminarias profesionales que resultan esenciales para la industria.


¿Qué es ATEX?

ATEX es el acrónimo creado a partir del inglés «ATmosphere EXplosive». Un concepto que define ambientes, advirtiendo que en ellos puede existir riesgo de explosión. Conforme a la directiva europea 94/9/CE, ATEX incluye todo tipo de aparatos, componentes y sistemas de protección eléctricos y mecánicos con los que se trabaje y cuyo objetivo es proteger frente a estos peligros. La instalación con productos de iluminación ATEX garantiza que, gracias a sus características y la composición de sus materiales, las luminarias no sean susceptibles de provocar una explosión.


Luminarias ATEX

A nivel industrial son muchas las instalaciones capaces de formar ambientes peligrosos. Atmósferas de trabajo en las que se mezclan en el aire sustancias inflamables de manera gaseosa o líquida, en forma de vapor o mediante polvo. Al combinar esas mezclas con una fuente de ignición, el peligro resulta muy elevado. Ese es el principal objetivo de las luminarias: reducir riesgo en espacios confinados, además de proporcionar una percepción visual de primer nivel. Un servicio imprescindible en todo tipo de industrias y procesos productivos.

Este tipo de luminarias deben garantizar un excelente rendimiento lumínico y una alta eficiencia energética. Por ejemplo, los modelos de luminarias LED GEWISS de última generación para interiores disponen de nuevas soluciones ópticas (óptica reflectora y lentes PMMA con resistencia UV). Libres de halógenos, con dispositivo de ventilación y anticondensación, y disponibles en dos tamaños (1M, 2M). Permiten una amplia variedad de distribuciones de luz 60°, 90° y asimétrica. Paradigma de adaptabilidad a entornos ATEX en perfectas condiciones.


Zonas ATEX

Para la clasificación de las zonas existen normas internacionales, donde la referencia es la UNE/IECE 60079-10. Define la identificación del emplazamiento y los parámetros fisicoquímicos de aquellas sustancias que sean capaces de provocar el riesgo en la instalación.

Lugares con presencia de gases o vapores inflamables

Cabinas de pintura, áreas de líquidos, trasvase de disolventes, entre otros muchos, son ejemplos donde el riesgo de generación de ambientes explosivos puede presentarse en cualquier momento. Estas áreas, en función de la probabilidad de presencia de ambiente explosivo, se clasifican en:

  • Zona 0. Presencia permanente o durante largos periodos de tiempo.
  • Zona 1. Susceptible de formarse en condiciones normales de trabajo.
  • Zona 2. Presencia poco probable y por cortos periodos.


Lugares con polvo combustible

Es el caso de las plantas de tratamiento, silos, molinos pulverizadores, fabricas de fertilizantes, etc. Aquí los equipos eléctricos tienen que estar especialmente protegidos contra la intrusión de polvo y partículas. Estas atmósferas se clasifican así:

  • Zona 20. Aquella donde aparezca o pueda llegar a existir combustible en forma de polvo al llevar a cabo las operaciones habituales de funcionamiento, la puesta en marcha o la limpieza, en una cantidad suficiente para que ocasione una atmósfera explosiva.
  • Zona 21. La nube o capa de polvo es susceptible de formarse en condiciones normales de trabajo.
  • Zona 22. Presencia poco probable y por cortos periodos. 


En los materiales y equipos, las temperaturas superficiales máximas de trabajo están limitadas a 2/3 de la temperatura mínima de inflamación a nube (TIN) o a 745 ºC menos de la temperatura mínima de inflamación a capa (TIC) para capas de 3 mm. Cuando sean superiores hay que disminuir dicha temperatura. No obstante, cada área requiere condiciones diferentes y es el ingeniero eléctrico el encargado de elegir las luminarias para industrias idóneas en función de la zona ATEX en la que se trabaje.

Normas reguladoras

La regulación de las actuaciones en ambientes ATEX se rige en la actualidad por la directiva europea 1999/92/CE. En concreto, los fabricantes de equipos e instalaciones han de cumplir con la normativa ATEX 114 - 2014/34/UE, dictada por el Parlamento Europeo y ratificada por el Consejo el 26 de febrero de 2014. En ella se armonizan las legislaciones nacionales de los Estados miembros en materia de aparatos y sistemas de protección.

En España, dicha regulación se recoge en el Real Decreto 681/2003. Trata sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores que puedan exponerse al riesgo derivado de atmósferas explosivas en sus puestos laborales. La serie de normas IEC 60079, que acompañan a la directiva, incluye además detalladas orientaciones para evaluar áreas peligrosas y aplicar métodos preventivos de protección contra explosiones en equipos.

En conclusión, la iluminación industrial require de luminarias ATEX para garantizar la seguridad en los procesos de producción, ya que algunas atmósferas contienen elementos susceptibles de ocasionar explosiones. En GEWISS, fabricantes líderes de material eléctrico, ofrecemos un catálogo con la mejor y más completa gama de productos. Incluye la serie Smart [4], una avanzada y moderna línea de luminarias de última generación y nuevas soluciones ópticas. ¡Compruébelo!

 

Foto: www.pixabay.com

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente