RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

Limitación del resplandor luminoso nocturno en el alumbrado público

El resplandor luminoso nocturno en el alumbrado público cuenta con una limitación técnica oficial. Con la intención de informar, hemos elaborado un artículo dirigido a los especialistas en iluminación y empresas instaladoras.


El resplandor luminoso nocturno, también llamado contaminación luminosa, es la luz molesta e intrusa que se produce por la difusión y reflexión de la luz artificial cuando incide sobre gases, partículas y aerosoles que están suspendidos en la atmosfera.

Procede, esencialmente, de las instalaciones de alumbrado exterior, alterando la luminosidad por emisión directa hacia el cielo o por la reflejada a través de las superficies iluminadas, siendo el principal inconveniente para la observación astronómica nocturna.

 

ALUMBRADO PÚBLICO: LIMITACIÓN DEL RESPLANDOR

Para limitar este fenómeno, en primer lugar, distingamos los dos tipos existentes:

  • El brillo de origen natural, que se atribuye a la radiación de las fuentes, de los objetos celestes y a la luminiscencia de las capas altas atmosféricas.

  • El resplandor luminoso artificial que procede de las fuentes de luz instaladas en zonas exteriores.

En el segundo caso, el halo luminoso se percibe mediante las emisiones directas dirigidas y es el que origina la radiación artificial que se refleja en las superficies iluminadas. Por tanto, limitar la aureola luminosa en la noche requiere la reducción de esta emisión de luz hacia arriba, que no aporta ningún beneficio para el alumbrado vial. Para ello, la mejor solución pasa por utilizar fuentes de luz apantalladas que limiten la emisión al hemisferio superior, lo que conduce también a mejorar la eficiencia energética de la instalación en su totalidad.

En nuestro país, la normativa establecida por el Ministerio de Industria para limitar el resplandor luminoso nocturno en las instalaciones de alumbrado exterior se establece en la ITC-EA-03. La visibilidad de un objeto claro situado sobre fondo oscuro tiene que tener un contraste positivo (con valores entre 0 e infinito). Por el contrario, un objeto más oscuro en el que su fondo se observa en silueta y tiene contraste negativo puede variar con valores entre 0 y -1.

 

SISTEMA DE ZONIFICACIÓN

Para poder afrontar soluciones factibles frente a las supuestas contradicciones que proporcionan las exigencias fotométricas, hay que tener en cuenta que el resplandor luminoso nocturno en el cielo no solo dificulta las observaciones astronómicas de los objetos celestes. La luz intrusa también afecta a la seguridad en la circulación de vehículos y peatones, a la integridad del entorno de las propiedades o bienes, e incluso a la calidad de vida.

Además, a nivel medioambiental es una actividad potencialmente contaminante. Por ello, delimitar un sistema de zonificación sirve como marco de referencia para regular y resolver diferentes conflictos relacionados con el desarrollo normal del entorno natural.

 

LÁMPARAS PARA ILUMINAR EXTERIORES

De manera genérica, y sobre cualquier tipo de necesidad en iluminación exterior, es habitual la implementación de luminarias con alta capacidad de control del haz luminoso. Si se requiere luz potente, especialmente en edificaciones, lo más común es la elección de apliques, plafones o lámparas de techo dirigidas, ya que al encenderse permiten obtener una visión perfecta. En todos los casos, es importante precisar el grado IP adecuado, la eficacia luminosa y el valor de mejor rendimiento.

En el alumbrado público de zonas ajardinadas o cascos históricos, y con el objetivo de evitar el resplandor luminoso nocturno, se emplean leds de luz dirigida. El criterio de elección debe tener en cuenta no solo los lúmenes, sino también el diseño y la resistencia a la intemperie de los puntos lumínicos. Lo más habitual es la aplicación de luz neutra o blanca, si bien en entornos protegidos se tiende al uso de luz cálida.

 

LIMITACIONES, DISTANCIAS Y SOLUCIONES

A excepción de las del alumbrado festivo, las emisiones lumínicas del alumbrado exterior dirigidas hacia el cielo están limitadas. En la localización zonificada, su instalación y distancia depende del FHSinst (flujo hemisférico superior instalado) y el cálculo se establece proporcionalmente relacionando dos valores: la superficie iluminada y su nivel de iluminancia. Además, es inversamente proporcional a los factores de utilización y el mantenimiento concreto de la instalación. El FHSinst se expresa en % sobre el flujo total que emite la luminaria.

Por ejemplo, en autopistas y autovías, se aconseja un FHSinst ≤ 3 %. En el resto de vías con tráfico se recomienda un FHSinst ≤ 5 %. En cambio, para alumbrados peatonales se sugiere instalar un FHSinst ≤ 25 %.


POSIBLES SOLUCIONES PARA REDUCIR EL RESPLANDOR LUMINOSO NOCTURNO

  • Emplear luminarias para el alumbrado público con valores mínimos de emisión de luz superiores a la horizontal.
  • Tener apagadas las iluminaciones publicitarias y ornamentales a horas concretas.
  • Dirigir la luz de manera descendente y no ascendente. En especial en la iluminación de edificios y monumentos.
  • En caso de no poder dirigir el sentido de iluminación hacia abajo, utilizar pantallas, rejillas y paralúmenes que eviten la dispersión del haz luminoso en conjunto.
  • No abusar de la luz en exceso.
  • Cumplir las normas específicas para niveles recomendables.

En resumen, limitar el resplandor luminoso nocturno en el alumbrado público es sinónimo de eficiencia, ahorro energético y beneficio para el medio ambiente. En GEWISS siempre hemos desarrollado luminarias con un alto control del haz luminoso y estamos especializados en la iluminación de este tipo de situaciones. Si desea más detalles o quiere una consulta técnica o comercial personalizada al respecto, ¡llámenos!. Estaremos encantados de atenderle.

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente