RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

Instalaciones de recarga de vehículos eléctricos en comunidades de vecinos

Si desea instalar un punto de recarga en su garaje particular o comunitario, en las siguientes líneas ofrecemos algunos consejos de valor para su instalación y resolvemos algunas dudas comunes.


La recarga de vehículos eléctricos es uno de los temas que más dudas genera entre los consumidores. A continuación vamos a analizar cómo instalar un punto de recarga en las comunidades de vecinos, con ejemplos y algunos consejos de instalación.

Recarga de vehículos en comunidades

Para poder disponer de un espacio para recargas en comunidades de propietarios es imprescindible que contacte con un instalador autorizado que se encargue de solventar todos los aspectos técnicos. Al mismo tiempo tiene que notificarlo a la comunidad. 

  • Póngase en contacto con el administrador o con el presidente de la finca. Tiene que hacerlo al menos 30 días antes de comenzar la instalación técnica.
  • Consulte y compruebe si ya existe alguna preinstalación similar en el garaje.
  • Tenga en cuenta que desde 2014 la preinstalación en edificios nuevos es obligatoria por ley.
  • Es aconsejable también que averigüe si hay otros vecinos interesados en cargar su coche eléctrico en la comunidad.
  • Una vez finalizada la instalación, tiene que aportar a la comunidad de vecinos un certificado técnico que acredite que todo se ajusta a la normativa vigente.



Tipos de recargas en comunidades de propietarios

Aunque definir la velocidad de recarga de vehículos eléctricos es algo relativo, un buen consejo es fijarse en la clasificación técnica más extendida para todos los sistemas.

  • Sistema de recarga vinculado. Potencia ˂7 kW.
  • Recarga convencional. Potencia ≥7 kW y ˂15 kW.
  • Sistema de carga semirrápida. Potencia ≥15 kW y ˂40 kW.
  • Carga rápida. Potencia ≥40 kW y ˂100 kW.
  • Carga ultrarrápida. Potencia ≥100 kW.



Algunos ejemplos de modos de carga de vehículos

A continuación repasaremos las formas más comunes de llevar a cabo la carga de estos vehículos. Así sabremos exactamente a qué atenernos y qué es lo que buscamos para nuestra comunidad de propietarios

  • Modo 1. Con corriente alterna y enchufes domésticos. Intensidad no superior a 16 amperios. De uso exclusivo para bicicletas o patinetes. No autorizado para recargar coches eléctricos.
  • Modo 2. Igual que el modo anterior, pero con medidas de seguridad mínimas. Carga limitada entre 8 y 10 amperios. De potencia muy escasa (aproximadamente 2 kWh), solo es aconsejable usarlo de manera esporádica o ante una emergencia.
  • Modo 3. Mediante puntos de recarga SAVE: Sistema de Alimentación Específico para Vehículo Eléctrico. El modo de carga único y compatible con todos los coches y motos eléctricas que existen en el mercado. Con intensidades que alcanzan hasta 63 amperios (o 43,8 kW). Es el modo más aconsejable en la actualidad. Proporciona recarga rápida y semirrápida y garantiza la seguridad de las personas y de la instalación.
  • Modo 4. En corriente continua y con elevadas intensidades, es el modo más extendido en gasolineras y estaciones de servicio públicas. La ventaja es que ofrece tiempos de recarga muy cortos, pero es un sistema que solo se debe utilizar en casos de necesidad o viajes interurbanos por su efecto sobre la vida de las baterías. No es apto para coches híbridos enchufables.



Puntos de recarga en comunidades de propietarios

Así, en cuanto a la recarga de vehículos en comunidades, existen dos posibilidades fundamentales. Son las siguientes. 

  1. Instalación de recarga individual. Según normativa ITC-BT 52, debemos contar con un contador principal común en la vivienda. Para la estación de recarga es obligatorio disponer de un sistema que permita rearmar el contador. En Europa, para corriente continua se utilizan conectores de recarga IEC 62190-1. Los polivalentes para redes monofásicas y trifásicas son los IEC 62196-2.
  2. Instalación de recarga colectiva. En este caso, el reparto de carga y costes es comunitario. Mediante un contador de energía principal se alimentan varios cargadores a la vez. Cada uno de ellos está obligado a disponer de la certificación MID (conforme a la directiva europea 2004/22/EC). Según la ITC-BT-52, debe aplicar con sistema de seguridad SPL y recarga calculada con factor de simultaneidad de 0,3.



Preguntas comunes sobre la instalación de puntos de carga

Estas son algunas de las dudas más comunes al respecto de la instalación de puntos de carga en espacios comunes.

  1. ¿Y si algún vecino se opone a la instalación en el garaje? Ningún vecino otorga o deniega la instalación. La ley establece un periodo de 30 días, posteriores a la comunicación, para que la comunidad nos presente alegaciones. La instalación para la recarga de vehículos eléctricos se puede colocar en una plaza de garaje sin oposición ninguna.
  2. ¿Quién paga la instalación del punto de carga? Tanto la instalación como el consumo eléctrico corren a cuenta del propietario de la plaza de garaje. Hay fabricantes que regalan las estaciones de carga, incluyendo la instalación. Son promociones actuales que fomentan la compra y el uso de vehículos eléctricos.
  3. ¿Qué hay del contador? En un edificio, la recarga desde el garaje comunitario se conecta al contador de su vivienda, y el coste del consumo se abona individualmente. Igual que la luz que se consume en la vivienda. En otros casos donde la plaza de garaje se encuentra en un inmueble diferente del de residencia habrá que instalar un contador cuya ubicación dependerá de las circunstancias de edificio donde se encuentra el garaje, en este caso es muy aconsejable ponerse en manos de un instalador experto y cualificado.


La recarga de vehículos eléctricos está autorizada en comunidades de propietarios. Se contempla en el artículo 17.5 de la Ley de Propiedad Horizontal. Incluye ayudas oficiales para la instalación técnica en todas las comunidades autónomas. Para más información, en Gewiss somos fabricantes de material eléctrico a su servicio. Consúltenos, estaremos encantados de atenderle.

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente