RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

Iluminación profesional: ¿Van a existir alternativas a la iluminación LED?

La tecnología de la iluminación no deja de avanzar. La iluminación LED es la más avanzada y eficiente del momento, pero se están desarrollando alternativas con grandes cualidades que podrían llegar pronto al mercado. 


La iluminación del futuro da pasos para ofrecer alternativas y reemplazar a las fuentes LED. Se busca una mayor eficiencia energética, pero sin aumentar el coste del producto. Innovaciones como las que vamos a presentarle permitirán a los hogares y empresas reducir sus facturas de manera contundente. Sin embargo, ¿en qué consisten exactamente? Lo descubrirá a continuación.
 

¿EXISTE REALMENTE UNA ALTERNATIVA A LAS LUMINARIAS LED?

En la actualidad, las luminarias LED se consideran como la mejor fuente de luz artificial. Su consumo energético es bajo y ofrecen una larga duración. Estas razones han conseguido que se expandan con rapidez. Al fin y al cabo, favorecen un ahorro significativo si se las compara con otras alternativas. Pese a esto, el avance de la tecnología podría poner sus capacidades a prueba.

Desde hace unos años, en concreto 2015, la Universidad de Tohoku (Japón) trabaja en un nuevo tipo de luminaria. Es una fuente de luz plana que utiliza nanotubos de carbono. Estos permiten aumentar la eficiencia en el consumo eléctrico y su coste es bajo. Además, al utilizar un material avanzado como este, se consigue una resistencia mayor a la hora de conducir la electricidad.

Por tanto, se trataría de una de las más prometedoras tecnologías sustitutas del LED, a la cual supera con sus características. El consumo de la luminaria de nanotubos de carbono sería 100 veces menor que la de un LED. Necesitaría alrededor de 0,1 vatios por hora para generar luz, lo que la convertiría en una de las mejores alternativas.
 

ILUMINACIÓN DEL FUTURO: NUEVAS TECNOLOGÍAS ALTERNATIVAS AL LED

Pese a la existencia de las luminarias de nanotubos de carbono, el reemplazo de las luminarias LED puede venir desde otras tecnologías. Los científicos de todo el mundo trabajan por encontrar mejores sustitutos. Este afán los lleva a alcanzar innovaciones que, en algunos casos, resultan sorprendentes. Tenga en cuenta estas alternativas:
 

Iluminación bioluminiscente

La bioluminiscencia consiste en la generación de luz por medios biológicos. Existen diferentes especies animales y de microorganismos que cuentan con esta capacidad. En este caso, se utilizan unas bacterias cuyos procesos metabólicos generan proteínas fluorescentes. Para controlarlas, se dispone un soporte gomoso que las estabiliza y ayuda a desarrollar sus funciones.

La ventaja de esta iluminación es que puede fabricarse en cualquier lugar, no consume electricidad y no es necesario contar con laboratorios de alto nivel.


Lámparas incandescentes microscópicas

Pese a que las lámparas incandescentes han caido en desuso, se está desarrollando una alternativa que resulta interesante. Lo normal es que esta luminaria cuente con un filamento, el cual emite luz al resistir el paso de la electricidad. Sin embargo, en la Universidad de Texas se ha desarrollado una alternativa que incorpora miles de filamentos, los cuales son de tamaño microscópico (20-150 nanómetros).

El tamaño permite generar una pequeña bombilla incandescente que emite luz blanca. Su coste de fabricación es reducido y su durabilidad es mayor que las luminarias LED. Pese a estas cualidades, el consumo de electricidad es su punto débil. 


Iluminación de láser blanco

Su desarrollo se encuentra en las primeras fases. Emplea un láser blanco, que sería el resultado de combinar varios de diferentes colores (rojo, verde y azul). Se utiliza una nanoplantilla fabricada con una aleación de cinc, cadmio, azufre y selenio. Además, la pantalla cuenta con tres segmentos que reaccionan ante los láseres y que permite modular el color de la luz.

Se espera que este tipo de iluminación pueda utilizarse en campos como los monitores y televisores. Estos necesitan mayor potencia lumínica, eficiencia energética y colores fidedignos. Con esta tecnología, podrían conseguirse mejoras en este sentido.

ELS (electron stimulated luminiscence)

La tecnología se presentó en el 2008, pero aún no se produce a gran escala. Su funcionamiento es similar al de las bombillas de nanotubos de carbono. Emplea electrones acelerados que impactan en un cristal pintado con fósforo. Esto provoca que las partículas comiencen a brillar y consigan emitir luz, la cual es similar a la generada por la iluminación incandescente.

Pese a que su eficiencia es alta, no usa mercurio y su proceso de fabricación es barato, aún no ha dado el salto como alternativa al LED. No obstante, es posible que en los próximos años se depure su diseño y consiga hacerse un hueco en el mercado. Pero hasta el momento, habrá que esperar con paciencia para poder adquirirla y comprobar si sus características son tan ventajosas como parecen.

En definitiva, la iluminación del futuro será eficiente, barata y sencilla de fabricar. Estas alternativas son algunas de las más destacadas, pero es posible que vayan apareciendo otras. El ingenio humano no tiene límites. Para adaptar las novedades a su empresa, en Gewiss le asesoramos en función de sus necesidades. Así, encontrará las soluciones que más le convienen. ¡Contáctenos!

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente