RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

Iluminación, seguridad y productividad de los trabajadores

La buena iluminación en el trabajo es un factor determinante para la seguridad y la productividad. La inversión inicial se verá compensada rápidamente por sus beneficios.


Iluminación seguridad y productividad en el entorno laboral son conceptos íntimamente relacionados. Una buena instalación de luminarias contribuye a incrementar el rendimiento y a reducir el número de errores. Los porcentajes de incremento de productividad se estiman en unos márgenes que oscilan entre el 10 % y el 50 %. Mientras, en el caso de la disminución del número de errores, los márgenes oscilan entre el 30 % y el 60 %. En este artículo exponemos las claves.

Iluminación en entornos laborales

El nivel de iluminación en entornos laborales varía según la actividad que se desarrolla en cada empresa y el propio entorno en el que se lleva a cabo el trabajo. Factores importantes que afectan directamente a la salud visual de los empleados.

Así, no es lo mismo una labor que se desempeña en un lugar con luz natural, que una que se realiza en un espacio cerrado o por la noche. Tampoco es igual una tarea que requiere de agudeza visual y de cierta precisión, como dibujo técnico o montaje de piezas pequeñas, que otras que se llevan a cabo en oficinas, por ejemplo.

Sea como sea, una iluminación de calidad en entornos laborales contribuye a reducir el riesgo de accidentes laborales y problemas de salud, aumentar la concentración, mejorar el desempeño, facilitar la visibilidad y favorecer unas condiciones generales de trabajo más apropiadas.

Por eso, es importante que las empresas mantengan en perfectas condiciones sus instalaciones de iluminación. Deben medir el nivel de luminancias y comprobar que los puestos de trabajo reciben la cantidad de luz necesaria que permita a los trabajadores un correcto desempeño de sus cometidos.

El ahorro energético, mediante tecnología LED, por ejemplo, es otro de los factores que, de manera indirecta, contribuye a una mayor productividad y bienestar de los trabajadores. Dados los niveles de ahorro que se pueden obtener con los sistemas LED, es posible destinar parte de los mismos a la actualización, mantenimiento y mejora de las luminarias en la empresa.


Iluminación y seguridad laboral

Como hemos indicado al inicio, las cifras indican que la iluminación y la seguridad laboral tienen una relación muy directa, ya que mejora el bienestar general de los empleados (disminuye la fatiga visual, los dolores de cabeza, etc.).

Para que la iluminación contribuya a la seguridad laboral es importante que cumpla con los siguientes requisitos:

  • Proporcionar luz suficiente para la realización del trabajo en buenas condiciones.
  • Permitir que los trabajadores puedan percatarse de los riesgos y evaluarlos de manera fácil.
  • Ubicarla en lugares seguros, no inflamables o con peligro de cortocircuito, ni perjudiciales para el medioambiente ni para el tipo de trabajo que se desarrolla en la instalación.
  • Posibilitar que se diferencien los colores.
  • Evitar deslumbramientos, parpadeos o efectos que puedan engañar la vista del trabajador.
  • Estar equilibrada en todos los espacios del espacio laboral.
  • Permitir a personas con necesidades especiales, en la medida de lo posible técnicamente, el desempeño de su actividad laboral.
  • Ser resistente, adaptable y reemplazable fácilmente.

Además, cuando sea necesario, debe contarse con alumbrado de emergencia. Una iluminación que no tenga en cuenta todas estas consideraciones, puede experimentar una serie de perjuicios a medio y largo plazo, como un aumento en el número de bajas de los trabajadores, un peor ambiente laboral y bajas de productividad significativas.

Iluminación y productividad laboral

La productividad laboral y las luminarias LED de calidad tienen una relación directa, según los numerosos datos y estudios realizados en este campo. El tipo de luz afecta al estado de ánimo del trabajador, le permite realizar sus tareas con una mayor precisión y, en caso de una iluminación deficiente, puede obstaculizar el buen desempeño y suponer una merma importante de la productividad.

Por esta razón, siempre que se pueda, se debe tender a maximizar el uso de la luz natural. No obstante, esto resulta imposible en una gran cantidad de casos, por lo que es necesario instalar sistemas de iluminación adecuados, con la potencia suficiente y con las condiciones adaptadas a las necesidades de cada puesto.

Aunque el coste inicial de una renovación de la iluminación puede parecer alto, los beneficios de acometer mejoras en este aspecto son muy sustanciales a largo plazo.

No solo se conseguirá un ahorro de energía y, por consiguiente, de dinero, sino que también las ganancias por la vía de la productividad superarán con creces al coste de la inversión que se ha tenido que realizar.

Por todo ello, iluminación, seguridad y productividad laboral están estrechamente ligadas. Tomar las decisiones correctas en este sentido puede suponer una mejora en cuestiones como el estado de ánimo de los trabajadores, en su concentración, su motivación y su seguridad laboral. Por el contrario, no tener en cuenta su importancia puede significar un impacto muy negativo en la trayectoria empresarial. Si deseas obtener más información sobre iluminación deportiva o industrial, ponte en contacto con nosotros.

Foto: www.pixabay.com

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente