RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

Cómo reducir la huella ecológica con acciones sencillas y enfocadas

En un momento en que el futuro del planeta está amenazado por la crisis climática, es fundamental pensar en el impacto global de las nuestras propias acciones: desde los cambios a gran escala hasta los comportamientos individuales.

Redacción 4 minutos


La huella ecológica da una indicación de la medida en que el ser humano consume los recursos naturales que produce nuestro planeta. Es decir, indica cuántas hectáreas de bosques, pastos, tierras de cultivo y mares se necesitan para renovar los recursos utilizados y absorber los contaminantes y residuos generados.

Es un error pensar que nuestra contribución es infinitesimal frente a los problemas ecológicos globales. De hecho, todos tenemos la oportunidad de contribuir de forma positiva a partir de nuestras decisiones diarias individuales. Además de los gestos más sencillos y ya conocidos, como un reciclaje adecuado, un menor consumo de agua, la gestión cuidadosa de los residuos, el menor consumo de carne o la elección de electrodomésticos con una clase energética superior, existen otras acciones que permiten reducir la huella ecológica. Aquí hay algunas que pueden tener un gran impacto en nuestra producción de CO2 y al mismo tiempo procurarnos un ahorro económico.
 

1. CONVIERTA SU HOGAR EN HOGAR INTELIGENTE

Hasta hace poco, equipar nuestros hogares con dispositivos inteligentes era bastante complejo y costoso. Hoy en día, la mayoría de los electrodomésticos y dispositivos electrónicos de consumo interactúan con los sistemas de Internet de las cosas y permiten la regulación remota. Televisores, luces, sistemas de sonido e incluso frigoríficos y lavadoras son algunos de los elementos más habituales que se pueden gestionar desde su teléfono inteligente para una mayor comodidad de uso y evitar que consuman más de lo estrictamente necesario. Si sus dispositivos del hogar son antiguos, también es posible utilizar bases de corriente conectadas e inteligentes de forma que puedan encenderse y apagarse a horas determinadas, o controlarse a través de sencillas aplicaciones.
 

2. UTILIZAR SOLUCIONES DE DOMÓTICA DEL HOGAR

Al igual que ocurre con los electrodomésticos inteligentes, poder gestionar con precisión sus sistemas de calefacción, aire acondicionado y, en general, de termorregulación permite grandes ventajas en términos de consumo y, por tanto, de reducción de la huella ecológica. Los nuevos sistemas de producción de agua sanitaria y calefacción con bomba de calor, por ejemplo, emplean el principio de intercambio de calor con el exterior y no producen emisiones de gases de efecto invernadero. Los aires acondicionados de nueva generación utilizan gases menos nocivos para el medio ambiente y optimizan su rendimiento tanto en función de la temperatura exterior como del grado de humedad. En este caso, es importante contar con una unidad de control capaz de hacer que todos los componentes del sistema se comuniquen correctamente entre sí.
 

3. UTILIZAR SOLUCIONES DE MOVILIDAD SOSTENIBLE

Las soluciones de movilidad alternativa y sostenible no faltan hoy en día y son cada vez más accesibles. Los coches y motocicletas eléctricas, las bicicletas de pedaleo asistido, las soluciones compartidas para moverse por las grandes ciudades, representan en su conjunto una alternativa válida al uso de los coches con motor térmico. Si prefiere tener su propio vehículo, deberá considerar la instalación en su garaje, jardín o en algún lugar de las zonas comunes, de un punto de recarga eficiente.  Más aún si existe la posibilidad de aprovechar un sistema de paneles solares.
 

4. UTILIZAR SISTEMAS DE ILUMINACIÓN LED

La iluminación correcta de los recintos es importante tanto para la productividad como para la seguridad. Reducir los costes de iluminación no significa necesariamente tener ambientes peor iluminados o iluminados por un período de tiempo más corto. Las nuevas soluciones LED permiten un consumo extremadamente bajo, especialmente en comparación con las fuentes de incandescencia y halógenas, con una excelente flujo luminoso. Además de las soluciones domésticas, también existen muchas otras soluciones válidas para la iluminación de jardines, oficinas, garajes, zonas comunes y edificios. Las soluciones regulables, es decir, aquellas en las que la intensidad del haz de luz es regulable, permiten un gran confort visual adaptándose a las condiciones de iluminación natural, iluminando a la perfección incluso en las horas en que la no hay nada de iluminación natural.
 

5. UTILIZAR FUENTES DE ENERGÍA RENOVABLE

Especialmente en estos últimos tiempos se presta la máxima atención al consumo de energía. El coste de la energía y de materias primas como el gas, está aumentando en todo el mundo y esto está impactando tanto en el presupuesto familiar como en el de la cadena productiva. La instalación de un sistema de paneles fotovoltaicos representa sin duda una solución inteligente y proporcionan tanto un ahorro desde el punto de vista económico como ventajas de tipo medioambiental, pero no todo el mundo dispone de un espacio para colocarlos. Una opción alternativa con visión de futuro es utilizar proveedores que utilicen en su mayor parte, o mejor aún, exclusivamente, fuentes renovables para la producción de energía, ofreciendo así la llamada “energía limpia”.

El Día de la Tierra, es uno de los eventos que logra involucrar a la mayor cantidad de personas en todo el planeta; es un evento internacional que tiene como objetivo crear conciencia entre los ciudadanos sobre la sostenibilidad ambiental y salvaguardar nuestro mundo. Respetar y proteger el medio ambiente es, de hecho, un compromiso que debe implicar a todos, desde las empresas hasta los consumidores finales, solo debemos poner de nuestra parte.

 

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente