RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

Así calculamos la iluminación interior

Hacemos un repaso a algunos conceptos importantes, métodos de cálculo e iluminancia de distintas zonas, para contribuir a una mejor y más eficiente iluminación.


Calcular la iluminación interior de una habitación o cualquier otro espacio es una tarea relativamente sencilla. No obstante, en su realización intervienen factores como las dimensiones, las tareas a realizar en él, el tipo de fuente luminosa o los coeficientes de reflexión del techo, paredes y suelo.

Estos últimos dependen, por ejemplo, del material con el que estén fabricados, del estado de conservación y limpieza y del acabado de la superficie, entre otros. Por tanto, debemos recabar una serie de datos y elegir entre los diferentes métodos existentes para realizar la medición.


Cálculo de la iluminación interior

En el cálculo de la iluminación del interior de un establecimiento, cualquier profesional debe tener en cuenta los siguientes parámetros.

Iluminancia

Se mide en luxes. Es el valor resultante de considerar el flujo luminoso que se proyecta en una determinada superficie junto con el tamaño de esta. La superficie puede ser mayor o menor, al igual que la cantidad del flujo luminoso.

Límite de índice de deslumbramiento unificado

Este parámetro arroja información sobre el deslumbramiento producido por las fuente luminosa y por lo tanto en nivel de confort que produce. Permite evaluar y comparar, y su valor está comprendido entre 10 y 30, siendo los valores más bajos los que menor deslumbramiento presentan y los de confort más elevado.

Valor de Eficiencia Energética Instalada

Con él sabemos si estamos consumiendo una cantidad proporcionada de energía cuando ponemos en marcha una determinada instalación de luminarias en el interior de un establecimiento.

Uniformidad

Es el resultado de dividir la iluminancia mínima entre la media. Una buena uniformidad permite una mejor apreciación del movimiento, de máquinas en el terreno industrial o de balones en los campos deportivos, y produce una menor fatiga visual.

Índice de Reproducción Cromática

Con él conocemos la calidad de la instalación a la hora de reproducir los colores de una forma fidedigna. Se mide con una escala que va del 1 al 100, en la que a partir del 80 estamos hablando de un índice de reproducción cromática muy bueno o excelente. Si queremos saber el índice en una determinada luminaria, podemos consultarlo en su ficha técnica.

Midiendo estos parámetros, podemos calcular la iluminación interior y saber si son necesarios ajustes. En el caso de domicilios particulares, hay unos niveles recomendados.

Por ejemplo, para la cocina, una franja entre 200 y 300 luxes es adecuada, excepto para las zonas donde se come o se cocina, donde se requieren niveles que rondan los 500 luxes.

En el caso de los dormitorios, los niveles son más bajos y van de 50 a 150 luxes, excepto en las zonas donde se desea leer o realizar tareas que requieran mayor alumbrado. En estas partes de la habitación, como el cabecero de la cama, por ejemplo, el nivel sube a 500 luxes, obtenibles gracias apliques LED enfocados a puntos concretos.

Para los dormitorios infantiles, recomendamos un aumento en luxes, hasta alcanzar los 150 en la zona de las camas y los 300 en áreas de juegos.

En la misma línea estaría el comedor, donde un cálculo de luminosidad situaría los luxes entre 100 y 300, con 50 cuando se vea la televisión y 500 para zonas de lectura.

En las escaleras, pasillo y cuartos de baño, basta con unos 100 luxes, a excepción de la zona del espejo del baño, donde se requieren unos 500.

Métodos

Normalmente, calcular la potencia de la iluminación con la que se lleva a cabo la tarea de iluminar interiores se hace mediante el método de los lúmenes. En casos más complicados, con más variaciones y espacios distintos, se puede usar el método del punto por punto.

Estamos hablando en casos de cálculo de alumbrado interior. En el exterior esta tarea resulta más compleja debido a que se deben tener en cuenta muchas más variables.

Método del lumen o del cálculo del flujo luminoso

Con él se puede calcular la cifra de luminarias adecuada para generar una luminosidad media en todas las zonas de una habitación concreta. Así, podemos saber cuántas equidistantes debemos instalar.

Método punto por punto

Cuando hablamos de una distribución irregular de la luz, es recomendable utilizar este método para calcular la luminosidad en puntos concretos.

Hay otros métodos, como el de la cavidad zonal o el de los nueve puntos, que se usan más para exteriores.

Creación de ambientes con la iluminación

El alumbrado es un recurso de gran valor a la hora de generar ambientes. Podemos decantarnos por luminarias que iluminen en tonos fríos o cálidos y por aquellas de tecnología led individuales o en tiras. Las opciones son múltiples.

En zonas de la casa como el cuarto de estar o los dormitorios, se pueden combinar lámparas en suspensión con apliques o luminarias led cálidas empotradas en la pared o el techo, con una variación entre 2700 y 3000K.

Hay muchas formas para calcular la iluminación interior y muchas de ellas son enormemente sencillas. Incluso hay aparatos y aplicaciones con las que no se necesitan conocimiento alguno. También, depende del tipo de cálculo que deseemos hacer. No obstante, estos cálculos son necesarios si queremos diseñar un espacio interior acogedor y con un determinado ambiente. Si quiere informarse más a fondo sobre este tema, ¡consúltenos!

Foto: www.pixabay.com

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente