RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

Actualización de instalaciones obsoletas de iluminación: niveles de ahorro

Renovar instalaciones de iluminación obsoletas nos ayuda a mejorar la eficiencia y reducir la factura eléctrica. El asesoramiento de profesionales es esencial para optimizar el sistema.


¿Por qué apostar por la actualización de instalaciones obsoletas de iluminación? La respuesta es muy sencilla: ahorro económico y responsabilidad con el medio ambiente. La eliminación de los sistemas más obsoletos por opciones más eficientes y optimizadas puede jugar un papel importante en la mejora de la cuenta de resultados de un negocio. Por esta razón, es importante que sepamos cómo renovar los sistemas de iluminación.

Instalación obsoleta de iluminación

Una instalación obsoleta de iluminación, ya sea en el exterior o en un espacio interior, además de poco eficientes pueden representar un peligro para trabajadores y usuarios de las vías públicas. No podemos olvidar que el paso del tiempo causa un importante deterioro en los sistemas de iluminación antiguos. Y todavía podemos ir un paso más allá: una instalación antigua no cuenta con los mismos dispositivos de seguridad que los actuales, ya que esta tecnología evoluciona muy rápidamente y no tiene nada que ver con la que existía hace unos años, aunque solo sea por la evolución positiva de los marcos normativos y regulatorios que fijan los niveles de iluminación según actividades.

A estos problemas debemos añadir la posibilidad de que, con el paso del tiempo, se hayan producido manipulaciones inadecuadas, o la ausencia de un correcto mantenimiento, que pueden acabar degenerando todavía más la instalación.

Obviamente, las instalaciones más antiguas se encuentran en edificaciones que ya cuentan con años a sus espaldas. Por lo tanto, esto puede hacer que represente incluso un problema de seguridad para los habitantes y en cualquier caso una bajada en la productividad.

De igual modo, no podemos olvidar que la iluminación representa el 20 % del consumo de energía de cualquier espacio. Por lo tanto, una instalación antigua acaba afectando al medioambiente al requerir más energía eléctrica de la necesaria. Obviamente, esto tiene también consecuencias económicas para los usuarios.

Finalmente, hay que señalar que los sistemas de iluminación actuales están pensados para ofrecer la mayor comodidad y confort a las personas con distintos tipos de luz, temperaturas y diseños de luminaria. Por lo tanto, la sustitución de los sistemas obsoletos permite que los habitantes de una casa o lugar de trabajo tengan una mayor calidad de vida. 

Iluminación eficiente

Los sistemas de iluminación actuales buscan la eficiencia como una de sus características principales. Su objetivo es conseguir el mayor nivel de iluminación posible para satisfacer las necesidades puntuales de los usuarios con el mínimo consumo de energía.

Conseguir esta eficiencia pasa por analizar el entorno en el que se va a aplicar el sistema de iluminación y los requisitos que deben satisfacerse, siempre manteniendo el confort y la adecuada percepción visual.

Debemos tener en cuenta que más del 75 % de las oficinas actuales todavía no tienen una iluminación eficiente, y en las viviendas el porcentaje supera el 80 %. Apostar en estos casos por una iluminación eficiente es la mejor manera para lograr un ahorro energético y al mismo tiempo contribuir al logro de los límites que se han impuesto a nivel nacional y comunitario en cuanto a consumo de energía y emisiones de CO2.

En el mercado actual nos encontramos con soluciones técnicas que ofrecen la posibilidad de mejorar la eficiencia de nuestros sistemas de alumbrado, sean exteriores o interiores. Reguladores de luz y detectores de presencia son opciones básicas para lograr una buena calidad de iluminación sin un gasto energético excesivo. En un escalón superior se encontrarían los sistemas de automatización que permitirían además controlar la ventilación o calefacción a través de los mismos detectores de presencia que controlan la iluminación artificial. Todos estos sistemas permiten el mayor aprovechamiento de la mejor y más económica fuente de luz; la del Sol. 

Asimismo, la iluminación led ofrece soluciones válidas y eficientes para espacios interiores con el mínimo consumo.

En todos los casos, la luz debe ser homogénea, estable, regulada, y además cumplir con todos los requisitos establecidos por normativa.

Nivel de ahorro

La actualización de instalaciones obsoletas de iluminación por otros que garantizan la eficiencia energética en sus componentes puede representarnos un ahorro del 25 % del consumo habitual. Esto de por sí, ya es razón más que suficiente para optar por una actualización de la instalación existente, pero tiene además un beneficio añadido que es el de colocar todo el sistema dentro del marco normativo.

Otro ejemplo de la ventaja que representa dejar de lado los sistemas obsoletos es que el cambio del balasto electromagnético por uno electrónico mejora el rendimiento de la luminaria de hasta un 20 %, sin renunciar en ningún momento al flujo de luz existente.

Asimismo, los reguladores y estabilizadores de potencia nos permiten ahorrar en el consumo de energía eléctrica para iluminación hasta un 40 % más de lo habitual. Incluso, ayudan a aumentar el ciclo de vida de las lámparas.

Merece la pena destacar que estos niveles de ahorro son extrapolables a todo tipo de instalaciones de iluminación que se hayan actualizado, tanto de interior como de exterior e incluyendo las que se encuentran en lugares de trabajo u oficinas e, incluso, industrias.

Por lo tanto, si tenemos en cuenta estos datos, podemos deducir que la inversión que representa un proceso de actualización de los sistemas de iluminación más antiguos y obsoletos nos ofrece una gran rentabilidad a corto y medio plazo. De todos modos, no podemos ceñirnos solamente al ámbito económico en este análisis, ya que la seguridad y la eficiencia de la instalación son fundamentales, así como la mayor calidad de vida de los usuarios de la iluminación. 

En definitiva, la actualización de instalaciones obsoletas de iluminación debe ser un requisito indispensable para lograr la mayor eficiencia energética y una alta tasa de ahorro económico. Si tiene cualquier duda o inquietud, contacte con nuestros profesionales.

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente