RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

5 pautas de instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos en garajes

Antes de instalar un punto de recarga es recomendable seguir algunas pautas para sacarles todo el partido. ¿Debemos avisar a la comunidad de vecinos? ¿Cuál es el coste? Respondemos a estas dudas y otras.


Los puntos de recarga de vehículos eléctricos  son cada vez más comunes y a la hora de instalarlos en un garaje no podemos actuar de cualquier forma. Debemos realizar una instalación adecuada y segura para conseguir los mejores resultados. ¿Cómo hay que llevarla a cabo? En esta entrada le ofrecemos cinco pautas de gran utilidad.

 

5 PAUTAS PARA INSTALAR PUNTOS DE RECARGA EN GARAJES

La recarga de automóviles eléctricos en un hogar ofrece numerosas ventajas. Podemos llevarla a cabo cuando queramos, no hay que esperar y controlamos en todo momento el proceso. Sin embargo, es importante que instalemos el punto de forma adecuada, de lo contrario nos enfrentaremos a más de un problema.

 

El lugar para instalar el cargador

El cargador debe ser colocado en la plaza de garaje del propietario del vehículo. No podrá estar a la entrada o fuera y tampoco podemos colocarlo en otra de las plazas. Por tanto, estamos obligados a limitarnos al espacio asignado, el cual es más que suficiente. Además, lo colocaremos en la toma de corriente más cercana y a una altura adecuada para la recarga.

Otro aspecto importante es que los bloques de viviendas nuevas están obligados a albergar una preinstalación en sus plazas de garaje. El Real Decreto 1053/2014 es el que recoge esta disposición, lo que nos ahorrará tiempo y esfuerzo. Solo tendremos que seleccionar el cargador adecuado para el vehículo en cuestión.

 

¿Tiene que autorizarlo la comunidad?

La instalación no tiene que autorizarla la comunidad, no obstante tendremos que informar previamente. Esto nos otorga una cierta libertad a la hora de llevar a cabo la instalación del punto ya que en caso de negativas, estas no nos van a afectar. Además, estaremos fomentando la movilidad sostenible entre los vecinos.

Tendremos que comunicar nuestras intenciones al presidente de la comunidad o al administrador de la finca. Así, el proceso se simplifica aún más, ya que podemos informarle de diferentes formas. Al hablar con uno de estos responsables, la constancia de la acción que vamos a realizar será oficial.

 

Los costes de la instalación

Los costes de instalar el punto de recarga de automóviles eléctricos correrá a cargo del cliente y el consumo eléctrico irá asociado a su contador. De esta forma, la comunidad no tendrá que realizar ningún pago, al igual que no puede prohibir su instalación ni presentar ningún tipo de queja al respecto.

El precio de la instalación puede variar en función del profesional que lleve a cabo esta tarea y las dificultades técnicas que en la práctica pudieran exixtir para el paso de los cables, pero deberíamos tener en mente unos 750 € como precio de referencia. Además, el tipo de cargador afectará al coste final, así como la mano de obra que se tenga que aplicar. Es recomendable pensar a fondo y trazar un plan para no incurrir en esfuerzos innecesarios.

 

Obligaciones legales de los puntos de recarga de vehículos eléctricos

Por descontado, la instalación se llevará a cabo siguiendo lo estipulado en la ley vigente. Esto implica que se deberá emitir un certificado de instalación eléctrica, el cual se conoce comúnmente como boletín eléctrico. Para conseguirlo, tendremos que acudir a la consejería de industria de la comunidad autónoma en al que vayamos a efectuar la instalación. Una vez concluida la colocación, este documento será remitido por la administración.

Así, tendremos una prueba inequívoca de que la instalación es la adecuada y que cumple con los requisitos legales. En caso de inspección, no habrá que preocuparse de que esta sea negativa. El documento indica la potencia contratada, la máxima admitida, ubicación de los diferentes componentes y una lista de particularidades, solo si existieran.

 

¿Qué punto de recarga elegir?

El recomendado para este tipo de instalaciones es uno de pared, buscando que cumpla siempre con los requisitos de potencia para la recarga del vehículo. En este aspecto tendremos en cuenta la batería de un coche eléctrico, los sistemas que utilice y la velocidad en el tiempo de recarga. Por regla general, los fabricantes optan por suministrar una potencia menor, la cual aumentará el tiempo necesario para una carga completa.

Teniendo en cuenta todos estos factores, junto los pormenores de la instalación, tendremos toda la información necesaria para colocar el dispositivo más adecuado. De esta forma, obtendremos una potencia que se ajustará a las necesidades particulares de nuestro cliente. Así, este ahorrará gastos en el futuro y podremos emitirle el certificado de instalación eléctrica. Sin duda, la forma más sencilla de abaratar los costes y evitar diferentes problemas.

En definitiva, los puntos de recarga de vehículos eléctricos deben seguir estas pautas. Son sencillas de poner en marcha y buscan evitar conflictos innecesarios, siempre y cuando el profesional encargado de realizar esta tarea esté debidamente informado de todo lo que conlleva. De esta manera, ahorraremos esfuerzo, problemas y costes relacionados con todo el proceso.

 

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente