RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

¿Qué relación tiene la reforma del CTE y la recarga de vehículos eléctricos?

Aumentar la dotación de puntos de recarga es crucial para el futuro. La reforma del Código Técnico de la Edificación contribuye en esta dirección y marcará un antes y un después.


La relación entre la reforma del CTE y la recarga de vehículos eléctricos trae diferentes aspectos a considerar. Los cambios tienen un impacto directo en la colocación de puntos de recarga, así como las estructuras que deberán diseñarse. Gracias a estas modificaciones, España está más cerca de otros países de la Unión Europea.



La reforma del CTE

Los cambios en el CTE (Código Técnico de la Edificación) afectan de lleno a las edificaciones y puntos de recarga. Se incluirá el documento HE-6 para definir en qué edificios ya construidos se tendrán que instalar infraestructuras de recarga. Además de esto, el Gobierno planea la construcción de 100 000 puntos nuevos, toda una apuesta por expandir este servicio todo el país.


La reforma afecta a todos los edificios de uso distinto al residencial privado y que tengan un aparcamiento con más de 20 plazas. Estarán obligados a disponer de un número mínimo de estaciones de recarga en sus instalaciones. Este será de un 10 % del total, una cantidad mayor a la prevista (un 2,5 %) y que tiene como objetivo hacer frente a la demanda creciente de estos servicios.



Su relación con la recarga de vehículos eléctricos

La relación está clara: facilitar el acceso a la recarga de coches eléctricos en edificios. A partir del 1 de enero de 2023, fecha en la que se implantará la medida, se empezarán a construir estaciones de recarga en diferentes establecimientos. Los encontraremos en universidades, sedes de las administraciones públicas, hoteles, oficinas y muchos más, lo que simplificará el abastecimiento a infinidad de vehículos.

Si bien su instalación no será instantánea, cabe esperar que en poco más de un año la dotación de puntos de recarga aumente considerablemente. Esto supone un fuerte incentivo económico a las empresas instaladoras, las cuales podrán encontrar con facilidad diversos proyectos en los que poner en práctica sus innovaciones. 

Además, la reforma también afecta a edificios de nueva planta o que sufran modificaciones importantes. Estos tendrán que precanalizar el 100% de las plazas de sus aparcamientos, lo que permitirá realizar las adaptaciones pertinentes si en el futuro se decide aumentar las dotaciones para vehículos eléctricos.

También, se ofrecen datos concretos sobre los puntos que deberán instalarse. Por ejemplo, se colocará uno por cada 40 plazas de aparcamiento disponibles a partir de 10. Esta cifra aumenta en el caso de los edificios propiedad de la Administración General del Estado, que tendrán que instalar 20. Así, se constata la firme apuesta por aumentar la cantidad de lugares de recarga.



Puntos de recarga

La presencia de puntos de recarga es fundamental para fomentar el uso del coche eléctrico. Salvando las distancias, su utilidad es la misma que las gasolineras. Sin su existencia, los vehículos no podrían funcionar al no disponer de una fuente de combustible. Sin embargo, estas estaciones tienen una ventaja mayor a las tradicionales: no requieren de una gran infraestructura.

El formato depende del lugar en el que estemos y utilicemos para recargar el vehículo. En nuestros hogares, el punto será una toma convencional Schuko (modo uno y dos); mientras que en determinadas estaciones, encontraremos tomas de carga semirrápida o rápida (modo tres y cuatro). Lo ideal sería disponer en abundancia de estos dos, pero en la actualidad, España solo cuenta con 8000 puntos en todo el país.

Sin embargo, la implantación del CTE y la recarga de vehículos eléctricos, contribuirá a aumentar la cantidad y el Gobierno se ha comprometido a instalar 100 000 nuevos puntos de recarga en 2023. Así, los usuarios de coches eléctricos no tendrán problemas para cargar su vehículo.



Principales cuestiones contempladas en el CTE

El Código Técnico de la Edificación afecta a todos los edificios. Un marco normativo y técnico que deben cumplir siguiendo unos requisitos básicos de seguridad y habitabilidad. Estos están establecidos por la Ley 38/1999 de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación (LOE), que también se ocupa de indicar cómo deben ser las condiciones de accesibilidad.

Junto a esto, la novedad que encontramos es la inclusión del documento HE-6. Recoge las dotaciones mínimas para la recarga de vehículos eléctricos en los edificios con el objetivo de crear una infraestructura apropiada y poder expandirla en el futuro. Por esta razón, los inmuebles residenciales nuevos contarán con sistemas de conducción de cables adecuados para cubrir el 100 % de las plazas de aparcamiento. Aún quedan algunos años para que lleguemos a este escenario, pero la legislación trata de anticiparse.

En definitiva, la reforma del CTE y la recarga de vehículos eléctricos van juntos de la mano. Se trata de una mejora de la normativa que contribuirá a extender los puntos de recarga, algo que será cada vez más necesario. Así, se creará una infraestructura mínima, pero sencilla de escalar, que dé servicio a los ciudadanos allí donde estén. Si quiere encontrar las mejores soluciones técnicas para estos proyectos, ¡contáctenos!

Foto: www.pixabay.com

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente