RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

¿Qué legislación regula los vehículos eléctricos y su recarga?

La necesidad de instalar puntos de carga es cada vez mayor debido al aumento de vehículos eléctricos. Por ello, es importante conocer la legislación vigente para elegir el cargador que mejor se adapta a nuestras necesidades. 


El parque automovilístico de cero emisiones no para de crecer en España. Según datos de Statista, en nuestro país se matricularon un total de 20.160 coches eléctricos a lo largo de 2020. Por ello, es importante que conozcamos los principales aspectos que rodean a la normativa recogida en la guía ITC-BT 52 relacionada con los vehículos eléctricos y su recarga.

Vehículos eléctricos: legislación

El crecimiento de la presencia del coche eléctrico lo podemos notar en el aumento de la legislación vigente. Uno de los más importantes, relacionados con los vehículos eléctricos y su recarga, es el Real Decreto 1053/2014, de 12 de diciembre. Se aprueba la (ITC) BT 52 que se encarga de regular todo lo que tiene relación con la infraestructura eléctrica.

La figura del gestor de carga, sobre la cual podremos conocer más adelante, aparece con el Real Decreto 647/2011. Este permite la venta de electricidad en la vía pública para la recarga de coches eléctricos.

Recarga de vehículos eléctricos

Por otro lado, otros aspectos relevantes de los vehículos eléctricos y su recarga son la regulación de la tarifa PVPC, en la que se incluyen estos tipos de coches, así como la modificación de la legislación de la propiedad horizontal.

Así, se consigue evitar la necesidad de una votación en la comunidad de vecinos para la instalación de un punto de carga en un lugar comunitario. A partir de la aprobación de la Ley 19/2009, solo es necesaria la comunicación por parte del interesado. La única excepción es la Comunidad de Cataluña, que se rige por una ley autonómica distinta.

Ubicaciones

La regulación de vehículos eléctricos es muy concreta respecto a los lugares donde podemos instalar un punto de carga. No en todos los lugares está permitido. La normativa ITC establece diferentes zonas de tipo público o privado donde se puede llevar a cabo este tipo de procedimiento. Las más destacadas son las siguientes:

  • Edificios de régimen de propiedad horizontal: tienen el principal propósito de permitir estacionamientos colectivos en zonas comunitarias. En este sentido, es necesario que los puntos de recarga situados en los aparcamientos cuenten con una conducción a través de bandejas, canales o tubos, entre otros. En función del espacio disponible, el número de cargadores variará.
  • Puntos de recarga privados: en los estacionamientos privados, el número de aparcamientos con un cargador puede alcanzar las 40 plazas. Son muy comunes en el ámbito profesional, especialmente en empresas o cooperativas.
  • Aparcamientos públicos permanentes: en el caso de los parkings abiertos al público, la normativa establece que la estación de alimentación a los cargadores debe tener la capacidad suficiente para alimentar a 40 vehículos al mismo tiempo. Además, de acuerdo a la legislación actual, es importante que sean supervisadas de forma frecuente.
  • Vía pública: los cargadores públicos son otros de los más frecuentes. La regulación ITC-BT 52 aprueba su instalación, la cual debe ser realizada con todos los protocolos necesarios. En este sentido, es fundamental que respetemos las directrices municipales y sus Planes de Movilidad Sostenibles. 


En el caso de que queramos instalar un punto de carga público, es fundamental que entendamos la figura del gestor de cargas. Estos servicios están controlados por sociedades de tipo mercantil, que al mismo tiempo ejercen la figura del consumidor. De hecho, podrían ser considerados clientes mayoristas. A diferencia de los aparcamientos privados, donde podemos instalar por nuestra propia voluntad un cargador, en la vía pública deberemos elegir a un gestor de carga. 

En los aparcamientos comunitarios es necesario coordinarse con el resto de la comunidad de vecinos, aunque una vez haya acuerdo, se podrá elegir a un gestor de carga o a una empresa externa.

Puntos de recarga: requisitos

Existen requisitos a cumplir por los vehículos el coche y su recarga eléctrica. Tanto para los cargadores nuevos, como los antiguos, es imprescindible que respetemos todos los esquemas en la normativa vigente. Los más comunes son los que hacen referencia a los puntos de carga, tanto individuales como colectivos. Estos últimos pueden disponer de un contador común, uno principal o bien, uno adicional.

Antes de elegir el más adecuado para nosotros es de vital importancia conocer bien el esquema de cada tipo de instalador. Para su puesta en marcha es necesario contar con un profesional que esté especializado en la materia. Este tipo de procedimientos requieren la manipulación de una alta cantidad de potencia eléctrica. Por ello, es fundamental dejar el espacio suficiente entre cargadores para evitar contratiempos en futuras manipulaciones.

Finalmente, las empresas a las que encargue la instalación de los diferentes puntos de recarga deberán especificar las características y las condiciones de los proyectos que hayan llevado a cabo. Posteriormente, la documentación será llevada a la administración, que es la encargada de aprobar o no las licitaciones.

Como conclusión, los vehículos eléctricos y su recarga son cada vez más necesarios para satisfacer el aumento de la demanda de la recarga de baterías para coches. Para ello, el conocimiento de la legislación vigente resulta imprescindible para incorporar nuevos puntos de carga. Solicite su presupuesto personalizado sin compromiso de nuestro catálogo de e-mobility y aproveche todas sus ventajas.

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente