RELLENE EL FORMULARIO PARA ENVIAR UN CORREO ELECTRÓNICO

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios *
MENSAJE

¿En qué consiste el sistema de etiquetas de carga eléctrica?

Desde el 20 de marzo de 2021 está en vigor una normativa que obliga a identificar mediante un sistema de etiquetas la compatibilidad entre el vehículo eléctrico y el cargador al que se va a enchufar.


La opción de recarga eléctrica compatible de cada vehículo eléctrico o híbrido es mucho más fácil identificar desde el pasado 20 de marzo de 2021. La razón de esto es la implantación, desde esa fecha, de un etiquetado unitario en los 27 países de la Unión Europea, junto a los del Espacio Económico Europeo (EEE) —Liechtenstein, Islandia y Noruega— y Serbia, Turquía, Suiza y Macedonia.

Así, gracias a unas etiquetas en los puntos de recarga y en los vehículos fácilmente reconocibles y con un diseño armonizado para todos estos países, se ha querido facilitar, incentivar e impulsar el uso de vehículos eléctricos. El nuevo etiquetado se establece siguiendo los dictados de la Directiva de la UE sobre el Despliegue de Infraestructuras de Combustibles Alternativos (2014/94/UE). Este etiquetado de recarga de vehículos eléctricos se homogeneizará en todo el territorio europeo, y estará presente tanto en los coches como en las áreas de recarga.



La importancia de las etiquetas de recarga eléctrica compatible

La importancia de este etiquetado reside en el impulso que con él se da al transporte limpio. Las etiquetas nos facilitarán la identificación de las opciones más adecuadas, tanto desde la perspectiva del conductor como del área de repostaje.

En el caso de las estaciones de carga, las etiquetas se deben colocar al lado de la toma de corriente y en el conector del vehículo. En el caso de los vehículos, deben situarse en la zona de la toma de entrada y en el enchufe, siempre de un modo claro y visible. Deben llevarlas los coches eléctricos de todo tipo que se fabriquen a partir del 20 de marzo de 2021, incluyéndose aquí desde las furgonetas y camiones hasta los ciclomotores y motocicletas, pasando por autocares y autobuses.

Todos los vehículos eléctricos puros (EV) y los híbridos enchufables (PHEV) se ven afectados, así como los ciclomotores en formato de tres ruedas y quads. También podremos comprobar las etiquetas en los cables de carga separados, en los manuales del propietario, en el manual electrónico del vehículo y en los concesionarios.

Además, y como apoyo a esta herramienta, un grupo de fabricantes de vehículos y compañías eléctricas ha lanzado una serie de medidas informativas que incluyen la publicación de varios folletos aclaratorios. En ellos nos explicarán los objetivos de la normativa de etiquetado que se ha puesto en marcha, su funcionamiento y su forma de aplicación.



La nueva normativa

La directiva de la UE sobre el despliegue de infraestructuras de combustibles alternativos insta a los estados miembros a la elaboración de planes de acción nacionales que impulsen la implantación de esta clase de combustibles y de las infraestructuras correspondientes. Además, exige que se prevea la utilización de especificaciones comunes a nivel técnico para las áreas de recarga y repostaje. Por otro lado, también busca que los países miembros informen de manera adecuada y clara a los consumidores sobre los combustibles alternativos, y establezcan una metodología sencilla para que estos puedan comparar precios

Y es que en la actualidad no podemos hablar de una red global de infraestructuras de combustible alternativo en los países de la UE: la velocidad a la que cada país está implantando las nuevas formas de transporte y combustible es muy dispar. En esta línea, la Estrategia de Movilidad Sostenible e Inteligente de la UE destaca la necesidad de acelerar el proceso de adopción del transporte con vehículos cero emisiones y de desarrollar las infraestructuras necesarias para hacerlo posible.



Los nuevos indicadores de recarga eléctrica compatible

Los nuevos indicadores de carga contienen un código que incluye letras y colores. Son unas pegatinas diseñadas con forma hexagonal. No obstante, el diseño varía dependiendo de si van a ser colocadas en un vehículo o adheridas a un punto de carga: el conector del vehículo y la toma de entrada mostrarán un símbolo blanco o plateado sobre un fondo negro. Mientras tanto, en el caso de las pegatinas de los enchufes y de las tomas de corriente el símbolo será negro sobre un fondo blanco o plateado, con una línea exterior negra.

En lo que se refiere a los códigos alfabéticos, estos serán distintos dependiendo de si se trata de carga por corriente alterna (CA) o carga por corriente continua (CC). Así, para la corriente alterna los identificadores serán B, C, D y E; y para la continua, K, L, M, N y O.


Gracias a este nuevo sistema todo será mucho más fácil para  nosotros cuando vayamos a recargar el coche. Al llegar a la estación de servicio solo tendremos que hacer coincidir la etiqueta para la recarga de nuestro vehículo con la de la estación, buscando una similar en el punto de recarga eléctrica compatible. Desgraciadamente, aún tendremos que esperar para conocer la velocidad a la que estas medidas se implantan en nuestro país y el efecto que tienen las diferentes políticas de incentivo de los vehículos eléctricos o híbridos.

Error al enviar la solicitud.
¡Por favor, intentar más tarde!
¡Gracias!
Su solicitud ha sido enviada satisfactoriamente